Fue la tribuna del ágora de la Casa de la Cultura Ecuatoriana en Quito en donde se concentraron las protestas del movimiento indígena en octubre del 2019, las que impulsaron a Leonidas Iza Salazar a saltar a la arena política y mediática, durante los álgidos doce días que vivió el país y que terminaron con la derogatoria del decreto 883 que eliminaba los subsidios a los combustibles.

Veintiún meses después de ese suceso, Leonidas Iza se convirtió en el nuevo presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) por los siguientes tres años, lo que alcanzó con 821 votos en un congreso nacional que se realizó el 27 de junio en Tungurahua.

Leonidas Iza, líder de protestas indígenas y opositor a eliminar subsidios, gana con amplia mayoría elecciones de la Conaie

De ahí emanó un mandato que deberá cumplir y es parecido al del 2019, para que el gobierno de Guillermo Lasso derogue tres decretos emitidos por el expresidente Lenín Moreno, que liberaron los precios de los combustibles.

Iza, de 39 años de edad, dejó la presidencia del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC) para liderar la Conaie. Fue el único de ocho hermanos que pudo ir a la universidad, graduándose de ingeniero ambiental por la Universidad Técnica de Cotopaxi.

Publicidad

Casi siempre lleva puesto un poncho rojo y un sombrero negro, distintivos del pueblo Panzaleo al que pertenece, que es parte de la comunidad de San Ignacio de la parroquia de Toacaso en Latacunga (Cotopaxi).

Su madre, Rosa Elvira Salazar, y su padre, José María Iza, son sus “referentes”.

“Mi papá era un hombre pulcro. No quería que topemos ni una aguja. Mi madre tenía un espíritu más rebelde, siempre luchó. Ellos son mi referencia”, relató Iza en un video que se difundió en la campaña electoral para llegar al colectivo nacional.

Quienes lo conocen lo recuerdan como un miembro activo en las actividades eclesiásticas y de las bases indígenas, en las que se inició con la formación política e ideológica a los jóvenes.

Es un hombre de aspecto sobrio, al que pocas veces se lo ve sonreír. Su primo Leonidas Iza Quinatoa, expresidente del MICC, de la Conaie en el 2001 y que encabezó la oposición al gobierno de Lucio Gutiérrez, lo retrata como una persona “bastante seria”, pero “no es que está bravo, es buena persona” dijo.

Iza: No se me quita de la mente que esto es persecución política

Es “firme y tiene paciencia, pero cuando ve cosas negativas, es duro para actuar. Le gusta dar ejemplo. Si tiene que castigar, lo hace. No retrocede”, añadió.

Publicidad

Con orgullo, Iza Quinatoa, de 61 años, cuenta que su tío José María, le puso su nombre a su primo por la lucha que él empujó en su juventud.

En 1970, su papá y su tío se hicieron socios de la cooperativa Cotopilaló y compraron la hacienda del mismo nombre, en 1′235.000 sucres, en la que se dedican hasta la actualidad a la agricultura.

Iza Quinatoa pudo ir a la escuela y fue designado secretario para llevar los registros de la hacienda “porque nadie sabía leer y escribir”.

Desde entonces empezaron “una lucha por acceder a servicios básicos, en contra de la pobreza y la humillación de la gente mestiza”.

A esas luchas se sumó su primo que, a sus 12 años, empezó “a andar con nosotros en las movilizaciones y asambleas. Se dedicó a ser catequista con las hermanas Lauritas, con el ejemplo de monseñor Leonidas Proaño. Ahí se formó”, relató.

Apawki Castro, exdirectivo de la Conaie, amigo de Iza Salazar lo describió como “estricto” y “riguroso”.

Se conocieron por el 2011 en varias protestas que realizó el movimiento, y se encargaban de llevar las banderas, agitaban a la gente y gritaban consignas.

Les gustaba leer libros de teorías políticas y sociales. Hicieron música, formación política; pero Castro reconoció que Iza alcanzó la “visibilidad” en octubre del 2019, pues antes de eso y con menos años, los líderes mayores no solían escucharlos.

Iza también tuvo una carrera electoral de la que no suele hablar. A eso de sus 24 años fue asambleísta alterno de Gilberto Guamangate, que de la mano de Pachakutik (PK) llegaron a la Asamblea Constituyente que se instaló en el 2007. Aunque luego Guamangate se cambió al movimiento Alianza PAIS (AP), que lideraba el expresidente Rafael Correa.

A Iza, de ideología de izquierda, cuyo referente político es el periodista peruano y pensador marxista, José Carlos Mariátegui, también se lo ha vinculado al ‘correísmo’.

Él no zanja sobre esa pregunta y prefiere ‘superar’ ese calificativo, pues no quiere quedarse “en el límite de la política de ser correísta o anticorreísta”, dijo a este Diario.

Leonidas Iza: Aquí se ha pretendido posicionar una idea de que estamos amenazando con hacer una desestabilización política... Para nada

Después de este paso llegó a las esferas de la dirigencia de la Conaie en el 2014, como asesor de Jorge Herrera, cuando este era su presidente.

Herrera, originario de Toacaso, lo conoció en la organización Unión de Organizaciones Campesinas del Norte de Cotopaxi (Unocanc ), filial del MICC en las que militaban.

“Él ha caminado en esta vida organizativa y lo ha llevado a asumir esta función. Lo importante es que cumpla los principios de manera transparente; en la lucha contra la corrupción, porque no solo es un discurso político, son los hechos, es decir cómo actúas frente a la sociedad”, aspiró Herrera.

La exasambleísta de PK e integrante de la Conaie Lourdes Tibán lo vio militar en las bases, aunque su salto al escenario nacional se dio solo después de octubre del 2019.

Cree que el reto para él será “retomar la unidad”, porque “entre indígenas nos hemos dividido entre PK, Conaie. Entre correístas no correístas, entre Yakus (Pérez, excandidato presidencial), no Yakus. Ese reto tiene Leonidas: de unificar. Hay que retomar una conducción interna, porque de lo contrario, no podremos tomar decisiones sobre otros temas”, aseveró.

El prefecto de Cotopaxi, Jorge Guamán, e Iza iniciaron una amistad en la Universidad Técnica de Cotopaxi, y tuvieron “inconvenientes” en los debates internos, que fueron superados.

Es así que Guamán lo acompañará en su trayecto dirigencial y tienen lista una primera tarea: socializar en los próximos cinco meses el proyecto político de la Conaie. Trabajar en consolidar las tres regionales de la Ecuarunari, la Conaice de la Costa, y la Confeniae de la Amazonía; y, “trabajar en la estructura colectiva, no en las personas”, anotó Guamán.

Con quien hubo un impasse, es con Yaku Pérez Guartambel, líder indígena y excandidato presidencial de PK, en los últimos comicios nacionales.

Vargas e Iza piden que Fiscalía investigue 'el contexto de las protestas' y no 'particularidades'

Iza no perdonaba a Pachakutik que hayan escogido a Pérez como el postulante, sin previamente someter a debate su participación y la de Vargas.

Estaban molestos, que incluso rechazaron participar como candidatos a asambleístas, y no apoyaron a Pérez en la campaña electoral.

Aunque Vargas fue más allá y prefirió oficializar su apoyo al candidato correísta Andrés Arauz un 3 de abril.

Pérez “no guarda resentimientos”, y espera que Iza inicie su mandato para que pueda cumplir los compromisos adquiridos” en Tungurahua. “Hay que esperar…”, dijo.

Desde el colectivo ambientalista Acción Ecológica, su presidenta, Elizabeth Bravo, se ve saludable para la Confederación que “siempre esté renovando sus dirigencias”.

“En otras organizaciones sociales y políticas, las dirigencias se estancan. Y en la Conaie hay una renovación constante, lo que es positivo. Y aunque hay altos y bajos, se mantienen a la vanguardia de los temas nacionales e indígenas”, exaltó Bravo.

Iza Quinatoa confía en que su primo ejercerá con la honestidad este liderazgo y que no “traicionará al pueblo ni a la familia” .

Que “no se deje impresionar de las cosas que algunos pueden ofrecer y que a veces es para hacerle una maldad. Que siempre seamos de una sola camiseta y no seamos bailarines. Hay que buscar la unidad, que la lucha no sea personal sino de todos. Escuchar a todos para avanzar en democracia y no en un tema autoritario”, declaró. (I)