Al no haberse comprobado lo que se señalaba en la demanda planteada por el empresario vinculado al tema de seguros, Diego Sánchez, contra el coronel Renato González, director del Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional (Isspol), el juez de Pichincha Geovanny Freire, luego de escuchar a las partes, al mediodía de este jueves, negó lo solicitado y declaró el estado de inocencia del oficial.

Desde el lado de Sánchez se aseguraba que el coronel González había incurrido en una contravención de cuarta clase, definida en el artículo 396 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que señala que deberá ser sancionada la persona que por cualquier medio profiera expresiones en descrédito o deshonra en contra de otra. Se pedía una sanción de entre 15 y 30 días de prisión.

Director de Isspol entregó en Decevale orden judicial para recuperar $ 4,7 millones de inmediato

Las supuestas expresiones de “descrédito o deshonra” tenían que ver con comentarios publicados en la red social Twitter, los cuales se atribuían a González. Pese a que la defensa del querellante presentó un perito informático acreditado en el Consejo de la Judicatura, varias fallas en la pericia que tenían que ver con la cadena de custodia y su especialidad como perito traductor hicieron que la misma no tenga peso.

Mientras se daba la audiencia en el Complejo Judicial Norte de Quito, centenares de jubilados de la Policía Nacional se apostaron en las afueras del edificio para exigir justicia en los distintos procesos penales abiertos para buscar recuperar más de $ 900 millones que pertenecían al Isspol y que fueron invertidos de forma irregular. También exigían que cesen los actos intimidatorios contra funcionarios del Isspol.

Publicidad

Respecto al fallo de Freire, el coronel González explicó que ese era el desenlace lógico que esperaban. Aseguró que el respaldo que han recibido de parte de más de 600 personas que han llegado de varias provincias del país lo compromete a continuar en esta lucha por recuperar la mayor cantidad de recursos posibles.

‘El caso Isspol es un claro ejemplo de crimen organizado político-económico transnacional’

“Somos conscientes de que estas estrategias continuarán en el tiempo, pero estamos preparados. (...) Es incomprensible la querella interpuesta. Trajeron un perito informático que en audiencia le pedían que se transforme en un perito de reconocimiento facial, que él a las preguntas manifestó que nunca pudo comprobar de qué IP salieron los mensajes. También en algunas preguntas si en alguno de los mensajes se mencionaba a Diego Sánchez y tuvo que responder negativamente, y así defectos de forma y fondo“, apuntó González.

Como parte de la trama de corrupción experimentada en el Isspol la Fiscalía ha abierto una serie de investigaciones en Quito y Guayaquil. Aún no existen sentencias en ninguno de los casos en los que ya se pasó de la etapa de instrucción fiscal. (I)