A pocas horas de su regreso de la Cumbre de la Celac en Argentina, el canciller Juan Carlos Holguín refiere los resultados de su reunión con su homólogo Marcelo Ebrard y señala que esperan concluir las negociaciones del acuerdo comercial con México máximo hasta febrero —aún hay temas pendientes sobre el banano y el camarón— para que la firma se pueda dar en el primer semestre y que, en lo que resta del año, se concrete el ingreso de Ecuador a la Alianza del Pacífico.

En entrevista con EL UNIVERSO, Holguín, de 38 años, exembajador ad honorem para asuntos estratégicos del actual Gobierno y excandidato a alcalde de Quito, señala que no necesariamente requerimos un tratado comercial con Estados Unidos (EE. UU.), anuncia que el 3 de febrero se firmará la carta de intención con China en la visita de Guillermo Lasso a su homólogo Xi Jinping y da a conocer la lista de países y bloques con los que Ecuador quiere, prioritariamente, firmar acuerdos comerciales en los próximos tres años, la que también incluye a EE. UU.

Además, hace algunos anuncios: EE. UU. está por tratar una ley “específica” para Ecuador y que se alista un reglamento para otorgar visa de excepción para residencia temporal a ciudadanos venezolanos.

¿Cuáles son los objetivos de su administración al frente de la Cancillería?

Publicidad

Tenemos una nueva etapa que ha determinado el presidente Guillermo Lasso hacia la política exterior, enfocada en tres fases: los tratados de libre comercio y la atracción de inversiones, en coordinación con el ministro de Producción, Comercio Exterior y Pesca, Julio José Prado; cooperación y abordaje internacional en temas de seguridad y defensa; y la continuación en todos los aspectos que tienen que ver con la diplomacia sanitaria.

¿En qué se diferenciará de la administración anterior (de Mauricio Montalvo), los primeros siete meses?

Yo creo que tuvimos un proceso de siete meses de institucionalización absoluta de la Cancillería. La labor que hizo el embajador Mauricio Montalvo fue magnífica, precisamente para tener un servicio exterior profesional, adecuado a este momento que se viene. (...) Trabajaremos, indudablemente, con el equipo de carrera que tiene esta institución.

En cuanto a la cuota política, uno de los embajadores designados es Andrés Vallejo, dirigente de la Izquierda Democrática (ID). ¿Puede servir la cuota política como un mecanismo de negociación política?

Publicidad

No, y el presidente Lasso no ha abordado la designación de embajadores desde esa perspectiva. Andrés Vallejo responde a una coyuntura específica en el momento de las relaciones de Ecuador y España, por su trayectoria, no solamente profesional y personal, sino sobre todo desde la política, desde la socialdemocracia. Tiene un entendimiento adecuado de lo que está pasando en este momento no solamente en España, sino en Europa (...). Un embajador como Andrés Vallejo (nos permitirá) tener esta conexión con Europa.

Juan Carlos Holguín tomó posesión como nuevo canciller de Ecuador

¿Cuáles son las diez grandes potencias con las que Ecuador quiere firmar tratados de libre comercio?

Tenemos ahí una alta prioridad, en primer lugar, con México; más allá del tamaño del mercado y la importancia de la relación bilateral, México tiene una significación primordial, porque es nuestra puerta a la Alianza del Pacífico. Después de México se encuentra la Alianza del Pacífico, como tratado de bloque. Nuestro siguiente tratado se inicia con la conversación con China: el próximo 3 de febrero, en una reunión bilateral (Guillermo Lasso visita China y se reúne con su homólogo Xi Jinping), se firmará la carta de intención para el inicio de la negociación del tratado de libre comercio. Luego están Corea, Panamá, otro tratado de bloque con Mercosur, el tratado integral y progresivo con la Asociación Transpacífico, Costa Rica, Estados Unidos, Eurasia, Israel, que tuvimos que cancelar el viaje en los próximos días por ómicron, e India.

¿Con Mercosur qué van a hacer? Ya somos parte.

Publicidad

Con Mercosur lo que tenemos que hacer es una actualización del acuerdo de complementación económica. Estamos siendo muy cautos en las conversaciones y en las negociaciones, puesto que hay ciertas asimetrías en los mercados.

Estados Unidos no habla de un acuerdo comercial con Ecuador; al parecer, no hay interés en firmarlo.

No hay que malinterpretar que, por el momento, no se pueda dar un acuerdo comercial (con) que no existe interés. Los avances en la relación de EE. UU. y Ecuador en estos siete meses han sido fundamentales para que tengamos lo que yo catalogaría como, quizás, el mejor momento de las relaciones en los últimos veinte años. Actualmente, un Gobierno demócrata, primero, que no habla de tratados comerciales; hablamos de estos acuerdos comerciales justos, sostenibles, que, más allá de los cuatro protocolos firmados ya en el gobierno anterior y que nos llevan a una buena hoja de ruta, hoy por hoy, vemos pasos certeros en el avance bilateral para poder ir logrando los intereses comerciales que tiene Ecuador. No necesariamente un tratado comercial es lo que requerimos con Estados Unidos, pero sí que los intereses que tienen nuestros productores y exportadores se vean reflejados en el avance que ha tenido la relación bilateral.

Pero la idea del acuerdo comercial, de alguna forma, era dejar de depender del Sistema de Preferencias Arancelarias...

Publicidad

Ecuador está en una excelente ruta con EE. UU., y creo que en los próximos días habrá noticias, inclusive, en el debate de una ley específica para Ecuador. El mismo mensaje concreto que dio EE. UU. de poner a Ecuador dentro de los tres países beneficiarios de América Latina de la iniciativa Reconstruir un Mundo Mejor (B3W) es un símbolo muy claro de la importancia que le da EE. UU. a Ecuador en este momento.

¿Y en qué sentido va esa ley?

Es una ley que vale la pena revisarla en su momento; que, precisamente, pone al Ecuador prioritariamente frente al debate de algunos aspectos para la relación bilateral. No puedo dar mayores detalles.

¿Cuáles son los resultados de la reunión con el canciller de México, Marcelo Ebrard, para el acuerdo comercial?

Con el canciller Ebrard hemos determinado en ponernos como objetivo que en el mes de enero, máximo primera quincena de febrero, puedan llegar a fin la negociaciones de nuestros ministerios de Comercio Exterior. Ahora, ómicron mediante, había una reunión en los próximos quince días de forma presencial; no sabemos si se va a poder dar, por el aparecimiento de la variante, pero estamos en más de 80 % de avance en conjunto. Creo que, desde los aspectos diplomáticos, hemos definido que el acuerdo debe firmarse y ahora está en nuestros equipos negociadores el llevar a buen puerto.

¿En febrero la firma?

Terminar las negociaciones, no de la firma. La firma puede tomar más tiempo. Lo que sí tiene Ecuador es el objetivo de que en primer semestre podamos llegar a la firma para en este mismo año entrar a la Alianza del Pacífico.

El Gobierno esperaba que se firmara el año pasado. ¿Cuáles son los temas que todavía no fluyen?

Son temas como el camarón, el banano (...). Creo que haber avanzado tanto en siete meses nos permite pensar que estamos en capacidad de cerrar este acuerdo pronto, siempre precautelando los intereses de nuestros ciudadanos y productores.

Juan Carlos Holguín se reunió con Marcelo Ebrard por acuerdo comercial con México

¿Cómo se manejará el asunto de la migración?

El presidente Lasso tuvo, como parte de su proyecto político, una propuesta de regularización de los hermanos migrantes que han llegado al Ecuador. En los próximos días, presentaremos ya la propuesta de reglamento que ha sido trabajada no solamente en esta área de movilidad humana, sino también con cooperantes de otros países, como Canadá, EE. UU., Unión Europea, el Sistema de Naciones Unidas.

¿Y cuál es la propuesta?

La entrega de una visa de residencia temporal; es una visa de excepción, que nos fomentará a tener una ciudadanía migratoria completamente incluida en nuestra sociedad. Y, por el otro lado, un aspecto de movilidad humana que es una prioridad es el de la migración riesgosa; toda esta situación que tenemos lamentablemente en la frontera mexicana fue parte de nuestra conversación con el canciller Ebrard. Vamos a formar parte de un grupo de acción inmediata que trabajará no solo por la problemática coyuntural, sino que en conjunto podrá abordar las grandes causas de la migración forzosa, que, en el caso de Ecuador, en una mayoría son parte de estructuras criminales de tráfico de personas.

¿Usted todavía sueña con la Alcaldía de Quito?

No. El haber aceptado este reto y esta misión encomendada (por el) presidente, no solamente por respeto al cargo que hoy ostento, sino también a los planes que tiene el presidente desde la política exterior en los próximos tres años, hace que se aplace cualquier interés personal, que siempre es pasajero. (I)