El exvicepresidente Jorge Glas acudió la mañana de este viernes, 29 de abril, a presentarse en las instalaciones de la Corte Provincial en Guayaquil de forma anticipada, alegando que el primer lunes del mes de mayo será feriado, pero manifestó que se le indicó que por esta ocasión lo deberá hacer el martes 3.

Por precaución hemos venido a la Corte de la provincia de Guayas y me han indicado que en realidad debo venir el día posterior al feriado, esto será el martes de la próxima semana y aquí estaré cumpliendo con la orden judicial”, manifestó Glas, en libertad desde el pasado 10 de abril.

Édison Loaiza, abogado defensor de Glas, explicó que la decisión de asistir este día fue una forma de precaución debido a que en el acta de liberación emitida por el juez que le otorgó el habeas corpus se indica que si el primer lunes del mes es feriado, se deberá asistir al día siguiente, pero esta aclaración no consta en la sentencia.

Publicidad

Glas debe presentarse el primer lunes de cada mes hasta terminar de cumplir su condena.

Loaiza mencionó que “por la situación, por la complejidad, por los medios de comunicación”, la defensa técnica presentó el jueves, 28 de abril, un escrito a la presidenta de la Corte Provincial para que pueda conocer la resolución de la sentencia y que solicitaban se recepte la presentación este viernes.

“Esto se hizo para evitar cualquier tipo de situaciones más adelante, este día en la Corte, la presidenta de la Corte está remitiendo una providencia haciendo conocer que se está presentando anticipadamente y poniéndole en conocimiento al juez de Manglaralto que por ser feriado el lunes la presentación la hará el martes”, explicó.

Publicidad

Glas asistió en compañía de la presidenta del movimiento Revolución Ciudadana, Marcela Aguiñaga, y de otros militantes de la agrupación política, como los asambleístas Ronny Aleaga, Javier Jurado, Sofía Espín y Arturo Escala, director provincial del partido.

Aguiñaga publicó un video de las declaraciones de Glas en su visita a la Corte Provincial.

Publicidad

El exjuez de Garantías Penitenciarias de Guayas Pedro Moreira, quien concedió hace poco un habeas corpus para Júnior Roldán Paredes, alias Júnior, segundo líder de la banda delincuencial Los Choneros, fue visto también entre el grupo que acompañó a Glas, pero el asambleísta Aleaga confirmó a este Diario que desconoce el motivo de la presencia de Moreira.

Aleaga comentó que también acudieron a acompañar al exvicepresidente varios militantes de la agrupación política y confirmó que lo volverán a hacer el martes 3 de mayo.

“Estaremos junto a él, se está haciendo lo más transparente posible, se está cumpliendo con lo que pide la Ley y es más se está haciendo hasta de más, dando muestras claras de que no hay ningún intento de Jorge de evadir jamás la Ley y para eso estamos sus compañeros, más allá de tener un cargo de legisladores, estamos ahí como sus compañeros y amigos”, apuntó.

Glas fue liberado luego de ejecutarse el habeas corpus concedido por un juez de la Unidad Judicial Multicompetente de Manglaralto, en Santa Elena, y desde que llegó a su natal Guayaquil se conoció que destinó los días para recibir atención médica y reencontrarse con su esposa e hijos. Está viviendo en casa de su madre, ubicada en la vía a la costa.

Publicidad

Aleaga confirmó que el exvicepresidente ya presenta una mejoría en su estado de salud y que en los últimos días ha recibido atención odontológica y para sus alergias y complicaciones respiratorias, y que aún no han avanzado con la atención psicológica que debe recibir.

Otro padecimiento que lo aqueja es el de una hernia en los discos de la columna, refirió Aleaga, y por el que está previsto que en algún momento tenga que someterse a una cirugía.

“Actualmente es en la pierna izquierda, lo mismo se le había presentado, cuando estaba en el Centro de Privación de Libertad de Latacunga, en la pierna derecha y es algo que tienen que evaluar los médicos”, comentó.

En tanto, desde el 26 de abril pasado, en manos del juez Víctor Hugo Echeverría está el proceso constitucional de habeas corpus de Glas. Echeverría ocupa el lugar del juez multicompetente de Manglaralto Diego Moscoso, funcionario judicial que fue suspendido 90 días por el pleno del Consejo de la Judicatura con base en un informe de la Corte Provincial de Justicia de Santa Elena que señala la posible existencia de una “negligencia manifiesta” en otro caso distinto al de Glas.

Al juez Echeverría, una vez avocó conocimiento del expediente el 26 de abril último, el Ministerio de Gobierno le hizo conocer al juzgador que se ha dado cumplimiento de registrar la orden de prohibición de salida del país dispuesta en contra de Glas.

La prohibición de salida del país y la presentación el primer lunes de cada mes ante la autoridad de justicia competente en Guayas fueron las dos medidas cautelares que dispuso el juez Moscoso debía cumplir el ex segundo mandatario, una vez que dejó la cárcel, en la que cumplía dos sentencias en firme por asociación ilícita y cohecho, y una de primera instancia por el delito de peculado en el caso Singue.

Además, el sistema de causas de la Función Judicial registra en este caso que, el jueves último, el juez Echeverría, luego de la negativa que Moscoso dio al pedido de ampliación que hizo Nicole Malavé, quien solicitó el habeas corpus a favor de Glas, dio a conocer que ha terminado el tiempo concedido para la interposición de recursos horizontales y las partes procesales no han presentado escrito alguno.

Sobre el avance del pedido de apelación al habeas corpus, Loaiza comentó que el cambio de juez tras la suspensión de Moscoso ha dilatado la revisión que tiene que hacer el juez Echeverría para saber si es o no procedente.

“Ya debieron al día de hoy, el señor secretario de la unidad sentar la razón con respecto a la interposición de los recursos de apelación para que pase eso a conocimiento del juez encargado y disponga lo que corresponde en derecho... esto sería ya la próxima semana”, indicó.

Loaiza reiteró que, para la defensa técnica de Glas, “la apelación no tiene razón de ser porque no hubo ninguna vulneración al debido proceso”.

“Al ser una situación de jurisdicción constitucional de un habeas corpus, tiene que orientarse a lo que dice la Constitución, que en el artículo 76, numeral 7 literal L habla sobre la motivación y está bien motivado... aquí no ha habido ningún error, porque no hubo impugnaciones... no hay que se tenga qué corregir, ni siquiera el juez tendría que dar paso”, manifestó. (I)