Impulsar la destitución de los 70 asambleístas que aprobaron la posesión de Raúl González como superintendente de Bancos, como mencionó el ministro de Gobierno Francisco Jiménez, no es un tema que por el momento contemple el Gobierno.

La aclaración la hizo el presidente de la República, Guillermo Lasso, la tarde del martes 16 de agosto, minutos antes de partir a Estados Unidos, donde se someterá a chequeos médicos por el melanoma detectado en su párpado derecho.

Al ser consultado por las declaraciones de Jiménez, que dio la mañana del martes en una entrevista en Ecuavisa, el presidente respondió que desconocía lo dicho por el ministro de Gobierno.

“No conozco la declaración del ministro de Gobierno. Si la ha hecho, pues bien. Ese es un tema que por el momento no está encima de la mesa”, explicó Guillermo Lasso.

Publicidad

Posesión de Raúl González como superintendente de Bancos genera amenazas de destitución de legisladores y rompimiento de diálogos con el Ejecutivo

Con respecto a por qué el Ejecutivo incluyó a Raúl González dentro de la terna para ocupar la Superintendencia de Bancos, el mandatario esquivó la pregunta y se limitó a recordar la acción de protección aceptada por la jueza Larissa Ibarra, que declaró nulo el proceso de designación de González.

“Frente a ese hecho jurídico, pues no podría haber sido posesionado este señor. Razón por la cual procedimos como lo hicimos durante el fin de semana”, dijo el presidente.

Al poco tiempo de que el mandatario salió con destino a Estados Unidos, la Secretaría General de Comunicación informó que Fabián Pozo, secretario jurídico de la Presidencia, presentó una denuncia contra Raúl González.

La denuncia se formalizó en la Fiscalía General del Estado por el cometimiento de infracciones contempladas dentro del Código Orgánico Integral Penal (COIP) relacionadas con incumplimiento de decisiones legítimas de autoridad competentes, y por usurpación y simulación de funciones públicas. (I)