Aunque estuvo en el Palacio de Carondelet, el presidente Guillermo Lasso no hizo ninguna aparición pública durante toda la jornada de este martes 26 de octubre, día escogido por varias organizaciones sociales para movilizarse y manifestarse en varios puntos del país y marchar hacia el centro histórico, en Quito.

Lasso designó tres altos funcionarios para que realicen dos evaluaciones, una a las 12:00 con el vocero presidencial, Carlos Jijón, y otra cerca de las 19:00 con los ministros de Gobierno, Alexandra Vela, y de Defensa, Luis Hernández.

Gobierno informó que hubo 37 detenidos durante las jornadas de protesta convocadas por las organizaciones sociales

El resto del día, el mandatario, ministros, secretarios, asesores, cúpula militar y cúpula policial mantuvieron constantes reuniones en la Presidencia de la República; mientras el ambiente fuera del Palacio era de completa calma, la movilización peatonal y vehicular se mantuvo hasta las 16:40.

Durante el día, el resguardo militar y policial se reforzó a una cuadra a la redonda con canes, caballos, un trucutú y una ambulancia de los bomberos en diferentes extremos de la Plaza Grande. Las vallas metálicas permanecían semiabiertas, los negocios del centro como cafeterías, restaurantes, almacenes, atendían con normalidad.

Luego de esta hora los uniformados evacuaron la Plaza Grande y, al paso de la manifestación por la calle Guayaquil, en el ingreso por la calle Chile se produjo un pequeño altercado porque uno de los marchantes lanzó una botella de plástico a los policías que causó una explosión, sin dejar daños materiales ni humanos.

Al final del día, la ministra Vela señaló que el país ha escogido trabajar y volvió a invitar a dialogar a todos los sectores, incluidos la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) y el Frente Unitario de Trabajadores (FUT). (I)