“La integración sigue siendo el camino y es condición indispensable para lograr la recuperación económica y social”, señaló el presidente Guillermo Lasso, hoy, durante su intervención en la 58.ª Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur y Estados Asociados (Mercosur), que se desarrolló de manera virtual.

El mandatario expresó que las debilidades económicas preexistentes, combinadas con la baja productividad, la caída abrupta de la inversión, los niveles de pobreza y desigualdad y las condiciones sanitarias han afectado directamente las posibilidades para enfrentar la emergencia ocasionada por la pandemia del COVID-19.

“Estamos convencidos de que el Mercosur es un mecanismo que sustenta de manera sólida nuestros objetivos comunes, necesarios para el desarrollo económico y social de todos los países miembros y asociados (...) Ecuador quiere promover una recuperación anclada en la sostenibilidad y la inclusión, con un renovado énfasis en la Agenda 2030; que tenga perspectiva de género y apoyo sustantivo a las mipymes, base fundamental del comercio regional”, añadió Lasso.

El presidente expresó que es indispensable agilitar la financiación necesaria para la pronta respuesta y recuperación pospandemia y fortalecer la cooperación internacional.

Sobre la vacunación, dijo que para el Ecuador es fundamental alcanzar el acceso universal, equitativo y oportuno a la inmunización contra el COVID-19 y reconocer su vacuna como un “bien público global”, promover el acceso a las vacunas en condiciones favorables y evitar cualquier mecanismo que pueda limitar las exportaciones de estas y otros insumos médicos a países en desarrollo.

El Mercado Común del Sur –Mercosur– es un organismo de integración regional que fue concebido para generar oportunidades comerciales y de inversión. Tiene como objetivos establecer un arancel externo común y una zona libre de aranceles entre sus miembros, implementar la libre circulación de personas, crear un mecanismo de complementación productiva e integración económica, social y cultural.

Los países miembros son: Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Los Estados asociados son: Bolivia (en proceso de ingreso como estado miembro), Colombia, Chile, Ecuador, Perú, Guyana y Surinam. (I)