El formato que tenía el debate presidencial organizado por el Consejo Nacional Electoral (CNE) no permitía ahondar en las propuestas de campaña, señaló el aspirante de la alianza CREO-PSC, Guillermo Lasso, en diálogo con este Diario.

El encuentro con su contendor, Andrés Arauz, se dio la noche del domingo 21 de marzo, en las instalaciones de TC Televisión. La moderadora fue la comunicadora Claudia Arteaga.

“En un minuto y medio no se pueden desarrollar temas de educación, desarrollo humano, tecnología. Y luego un minuto más… ¿Usted cree que en tres minutos y medio se puede hablar de temas tan profundos? Yo digo que no, el formato era una camisa de fuerza; creo que debió ser un debate en el que se dejara tema libre para que los candidatos discutan sus programas de gobierno sin limitación de tiempo, con enfoque en los temas fundamentales, sin ser interrumpidos con tantas pausas… En teoría, era una hora y media, pero tanta publicidad y la intervención de la moderadora quitaron tiempo. Debió ser un debate cara a cara, con un moderador que ponga orden al inicio y al final, pero no tanta interrupción”, dijo Lasso.

El aspirante dice que “ganó” el debate porque mostró que su contendor “no tiene propuestas y trata de sustituir ese vacío con el típico estilo correísta: torcer la realidad inventando historias, narrativas, donde ellos son los perfectos y la imperfección está en todos los ecuatorianos. Creo que el debate sirvió para dejar claro que es el hijo político de Rafael Correa, que Lenín Moreno es hijo político de Rafael Correa, y que Andrés Arauz y Lenín Moreno tienen la misma partida de nacimiento político”.

En su intervención, Lasso dejó algunas preguntas sin respuesta, por ejemplo, si sabía que su compañero de binomio, Alfredo Borrero, ya se había vacunado; y no habló de temas que posicionó en la campaña de primera vuelta, como el aumento de sueldo a $ 500.

Lonas con la frase "Andrés, no mientras otra vez" aparecieron en varios pasos peatonales de la ciudad. En la campaña de Guillermo Lasso señalan que ellos no los pusieron. Foto Cortesía

Sobre el tema de Borrero, dijo que esa era una pregunta que le correspondía responder al aspirante vicepresidencial y no a él. “Es un tema tan privado el de la vacunación que no puedo estar preguntando eso a todos quienes están al lado mío. Borrero le respondió por Twitter mientras se realizaba el debate, y como no podíamos tener teléfonos celulares, ni Arauz ni yo sabíamos que ya le había contestado”.

En el segundo tema, Lasso ratificó que el salario subirá a $ 500.

Al cuestionarle cómo cumplirá las propuestas que hizo y con qué fondos las financiará, respondió: “Trabajando, lo que he hecho 50 años de mi vida. Los recursos en obras públicas se obtendrán en alianzas público-privadas, y luchando contra la corrupción y la ineficiencia del Estado, que consume muchos recursos”.

Esta mañana, en algunos pasos peatonales de Guayaquil aparecieron lonas con la frase “Andrés, no mientas otra vez”, que repetía constantemente Lasso en el debate. El equipo de comunicación de esta campaña indicó que no fue colocado por ellos sino que probablemente lo hicieron simpatizantes del candidato. (I)