El presidente Guillermo Lasso fue consultado –este martes 29 de marzo de 2022– en el programa Encontrémonos con la ciudadanía, que se transmite desde el Palacio de Gobierno, sobre cuáles son las herramientas que analiza su régimen para seguir gobernando ahora que parece que los mecanismos de diálogo con el Legislativo estarían agotados y mencionó que debe gobernar “sin considerar que existe la Asamblea Nacional”.

Aseguró que utilizará decretos ejecutivos y reglamentos, y subrayó que no descarta someter a consulta popular el proyecto de Ley de Inversiones, archivado el 24 de marzo por el Legislativo. Mencionó que ya son cinco proyectos los enviados a la Asamblea y que solo uno se ha archivado, lo que evidencia el desinterés de los legisladores, y dijo que “el Gobierno no puede perder más el tiempo enviando más leyes a la Asamblea Nacional”.

“La Asamblea les ha dado la espalda a todos los ecuatorianos, pero yo haré todo lo necesario dentro del marco de la Constitución y del marco de la ley para tomar todas las decisiones que me permitan alcanzar todos esos objetivos que esperan los ecuatorianos: atraer inversión, generar empleo, reactivar la economía para que los jóvenes y mujeres tengan una oportunidad”.

El mandatario subrayó que mantiene las puertas abiertas para los asambleístas “honestos y respetables”, que sí existen dentro del Legislativo.

Publicidad

Sobre el eventual envío de la denominada ley laboral a la Asamblea, Lasso apuntó que se mantiene su compromiso de socializar el proyecto para que todos los actores involucrados puedan revisarlo, pero reiteró que “tiene muy poca fe” en la institución.

“A la Asamblea poco le importa el país... pongo de ejemplo el año pasado cuando presenté un proyecto de reforma a la Ley de Educación Superior que tenía por objetivo modernizar el sistema, han pasado ocho meses y la Asamblea Nacional no se ha preocupado ni siquiera de tratar el proyecto... Están preocupados de las broncas y sus peleas internas”, apuntó.

Al ser consultado sobre la denuncia de los cinco asambleístas de Pachakutik que habrían pedido beneficios económicos a cambio de consignar sus votos para el proyecto de Ley de Inversiones, Lasso indicó que las denuncias las hizo antes de su discusión en el pleno y que no están vinculadas al resultado de la votación.

“Seguiré haciendo las denuncias con frontalidad”, añadió.

El mandatario descartó también algún de tipo de pacto con el correísmo y con el Partido Social Cristiano, al que agradeció su respaldo en el proyecto de ley de atracción de inversiones y mencionó que seguirá respetando la decisión de los ecuatorianos que fueron los que escogieron a los 137 asambleístas. (I)