El Gobierno de Guillermo Lasso espera que el 2022 sea un año “bueno”, de reactivación económica y de crecimiento.

“De acuerdo a las previsiones y tal como están funcionando las cosas en este momento, debemos esperar que el próximo año sea bueno, que sea un año de reactivación económica, que sea un año de crecimiento de empleo, de crecimiento de inversiones. Hay unos proyectos fabulosos en cuanto a la inversión extranjera y la construcción de infraestructura, así que este año, que ha sido difícil, complicado, yo creo que va a dar paso a un buen año. Y eso es una noticia que les quiero dar. Debemos tener esperanza, porque las circunstancias, tal como están este momento, lo permiten prever: el próximo año va a ser un buen año”, señaló el vocero gubernamental, Carlos Jijón, la mañana de este 22 de diciembre.

Este año, el Gobierno consiguió que entre en vigencia el primero de los tres proyectos que conformaban el fallido proyecto de Ley de Creación de Oportunidades: se trata de la Ley de Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal.

Sin embargo, aún tiene pendiente el envío del proyecto de Ley de Inversiones y el proyecto de reformas laborales; estas últimas serán dialogadas con la sociedad, aseguró Jijón.

Publicidad

Conaie anuncia medidas de hecho indefinidas desde enero del 2022 en rechazo al Gobierno

La visión de un año “bueno” no es compartida por varias organizaciones sociales y sindicales que, en enero, se reunirán para definir posibles medidas de hecho en contra de las políticas del Gobierno en el ámbito económico y social.

En esta posición están la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) y otras organizaciones que tienen como principal demanda la reducción del precio de los combustibles, y que han agregado a esta otras, como el rechazo a la concesión de empresas estatales de los sectores estratégicos y otros. (I)