Con la mediación de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE), el gobierno de Guillermo Lasso y el movimiento indígena llegaron este 30 de junio a acuerdos para culminar el paro nacional que duró más de dos semanas en el país.

El régimen aceptó bajar cinco centavos más a los precios del galón de la gasolina extra y ecopaís y al del diésel, con lo cual en ambos casos se redujeron en quince centavos, contando los diez que dispuso días atrás.

Con ello quedarán en $ 2,40 las gasolinas y en $ 1,75 el diésel.

Además, se trabajará en políticas para focalizar los subsidios de los combustibles.

Publicidad

Lasso aceptó, también, derogar el Decreto Ejecutivo 95, que se refiere a la política petrolera, y hacer reformas al Decreto 151 para prohibir la actividad minera en áreas protegidas, zonas intangibles y arqueológicas y fuentes hídricas, y garantizar la consulta previa e informada a las comunidades asentadas en los sitios de producción hidrocarburífera y minera.

En la reunión participan como delegados del mandatario el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez; el secretario de la Administración, Iván Correa; y el secretario jurídico de la Presidencia, Fabián Pozo. Por el movimiento indígena, los presidentes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Leonidas Iza; de la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin), Gary Espinoza; y el del Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicos del Ecuador (Feine), Eustaquio Tuala; además del presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Luis Cabrera, y otras autoridades de la Iglesia católica.

QUITO. 30/06/2022.- Indígenas protestan hoy en las calles de Quito (Ecuador). El Gobierno de Ecuador anunció este miércoles que reanudará el proceso de diálogo con el movimiento indígena para intentar dar soluciones a sus demandas económicas y poner fin a las protestas sociales, tras aceptar la mediación de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana. EFE/ Santiago Fernández Foto: Santiago Fernández

Por su parte, los indígenas aceptaron culminar las movilizaciones que se venían desarrollando desde el 13 de junio, que dejaron como resultado seis fallecidos y cientos de heridos, así como el desabastecimiento de productos, medicinas y combustibles en varias zonas del país.

También se acordó la conformación de una mesa técnica con los garantes para trabajar en los temas que están pendientes, que durará 90 días.

Se esperaba que las partes suscribieran el acuerdo de diez puntos. La reunión aún no concluye. (I)