A través de una notitis criminis dirigida a Diana Salazar, fiscal general del Estado, el legislador Fernando Villavicencio, presidente de la Comisión de Fiscalización, puso en conocimiento “el presunto cometimiento de delitos en contra de la eficiencia de la administración pública, y de forma especial a los recursos económicos del Estado ecuatoriano” en el manejo del sector hidrocarburífero en el gobierno de Rafael Correa, lo cual tomó relevancia en días pasados, tras la publicación de videos en el portal Código Vidrio que vinculan al exvicepresidente Jorge Glas con el entonces director de la Agencia de Regulación y Control Hidrocarburífero (ARCH), José Luis Cortázar.

Villavicencio pidió a Salazar iniciar una investigación sobre el tema, que luego de siete años sale a la luz por la difusión de los videos.

“Señora fiscal, toda esta trama delictual debe ser investigada toda vez que, a la luz de lo manifestado, existiría un concurso real de infracciones penales que se siguen cometiendo, entre ellas se puede evidenciar de forma clara y meridiana el delito imprescriptible de peculado, que hasta la presente fecha sigue lesionando al erario nacional. No es posible que esta organización criminal, que estos malos funcionarios que se asociaron con la finalidad de buscar un beneficio personal y de terceros, como son las personas jurídicas-contratistas, sigan campantes sin responder a los ecuatorianos; ante ello, es necesaria su intervención para que mediante una investigación pueda determinar los tipos penales que se han incurrido, así como también la imputación de los mismos a los responsables”, apuntó el legislador en la misiva.

En la notitis criminis, Villavicencio anexó la transcripción de todos los videos a los que ha hecho mención el portal Código Vidrio, otra documentación y toda la información correspondiente a los contratos de servicios específicos integrados con financiamiento de los campos Libertador-Atacapi, Shushufindi-Aguarico y Auca (Bloque 61).

Publicidad

Los videos dan cuentan de que estos malos funcionarios públicos sabían perfectamente lo que estaban fraguando y, más aún (...), tanto el exmandatario como exvicepresidente, miembros del directorio de Petroecuador, director del ARCH, comisiones técnicas, exministros, ex procurador general del Estado, tenían conocimiento de los resultados de la primera comisión que elaboró los informes de la curva de pago que recibiría el Estado, curva que era desalentadora desde el inicio, pero pese a ello, decidieron continuar, con estudios forjados, alejados de la realidad, donde incluso se intentó revestir de legalidad estos contratos mediante pronunciamientos del abogado del Estado”, refiere.

Villavicencio mantiene abierta una investigación sobre el tema y cuenta que solicitó al periodista Arturo Torres, director del portal Código Vidrio, la copia íntegra de los videos.

“El periodista entregó a mi despacho tres videos, titulados GLAS Consorcio VICE1, Consorcio VICE2 y Consorcio VICE4, todos con fecha 2014.02.05. Los dos primeros tienen una duración de 20 minutos; el último (Consorcio VICE4) tiene una duración de 3 minutos con 43 segundos”, sostiene.

El legislador presentó a Salazar seis conclusiones del conjunto de presuntas pruebas con base en una revisión detallada de los videos y los documentos relacionados con los temas.

Publicidad

En la primera, concluyó que “se alteró y modificó un modelo contractual de obras, bienes y servicios para entregar la coadministración de los campos de Petroecuador y Petroamazonas, violando la Constitución y la legislación ecuatoriana. Es decir, se convirtió ilegalmente un contrato de servicios en un contrato de explotación y exploración. La figura de contratos de servicios específicos integrados con financiamiento no existe en la normativa ecuatoriana”.

La segunda conclusión dice que, “en un acto de colusión, funcionarios públicos y representantes de las compañías manipularon la información histórica de los campos y crearon una base falsa que perjudicó los intereses del Estado y generó enormes ganancias para las contratistas, desconociendo información oficial sobre los costos oficiales y operativos históricos de esos campos manejados por Petroecuador”.

La tercera conclusión menciona que “el equipo negociador, dirigido por Wilson Pastor, exministro de Recursos No Renovables, y Jorge Glas, determinó una tarifa falsa, sobredimensionada en más de 10 dólares por barril de petróleo, lo que se confirmó con la renegociación de 2018″.

La siguiente dice que, “en el caso del campo Auca, se estableció el mismo modelo, perjudicial e ilegal, de China y Tailandia, es decir, se cubrió deuda pública con petróleo”.

Publicidad

La quinta conclusión es que “información obtenida por su despacho da cuenta de que los borradores de los contratos, suscritos con los consorcios, fueron redactados por las compañías contratistas, así lo evidencia la data de las propiedades de los documentos”.

En la sexta se concluye que “los funcionarios claves de Petroecuador, Petroamazonas y el Ministerio de Hidrocarburos que negociaron, en representación del Estado, los contratos de los campos Shushufindi y Libertador, semanas después, fueron a trabajar en la compañía Schlumberger y formaron parte del equipo negociador de la contratista en que se adjudicó la operación del campo Auca”.

“Señora fiscal, la forma como se adjudicaron esos contratos es el tema central de este pedido. De allí se desprenderán otras graves irregularidades que evidencian cómo arbitrariamente se establecieron nuevas tarifas que beneficiaron a las empresas privadas en acuerdo con las altas autoridades del Gobierno de ese entonces. Se podrá además evidenciar la manipulación a las cifras históricas de explotación de los campos maduros del Ecuador, conocidos como las ‘joyas de la corona’, que tanto juramos defender y que representaron la mayor pérdida del patrimonio nacional debido a las decisiones que hoy salen a la luz gracias a la prensa independiente”, afirma el legislador.

En tanto, en los videos se observa que Glas le habría ordenado a Cortázar que no pidiera cuentas a las petroleras privadas sin consultarle antes y contar con su aprobación.

Publicidad

Esto ocurrió en una reunión desarrollada en la Vicepresidencia de la República, el 5 de febrero de 2014, en la que abordaron varios temas relacionados con la campaña electoral de ese año en las elecciones seccionales y el manejo del área hidrocarburífera. El portal de investigación difundió dos reportajes, el 17 y 18 de mayo, con videos del encuentro.

Por su parte, Cortázar desmintió días atrás las publicaciones del portal. Confirmó que tuvo una cita con el entonces vicepresidente “para tratar sobre varios temas relacionados al sector”. No obstante, aseguró que no hubo órdenes para que ejecutara irregularidades.

Añadió que “es claro que el video se encuentra mutilado y ha sido tendenciosamente interpretado”. A su criterio, dicho video fue filtrado con la intención de perjudicar a Glas. (I)