De la predisposición y voluntad política del gobierno de Guillermo Lasso dependerá ejecutar la agenda de trabajo que surgió del diálogo mantenido con los cuatro representantes de las bancadas de la Asamblea Nacional.

Leyes para la generación de empleo e inversión, combate a la inseguridad ciudadana y la institucionalidad del Parlamento, fueron los tres temas que se pusieron sobre la mesa del debate, durante un encuentro que se realizó el 21 de abril, a la que convocó el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, y acudieron los jefes de bancada de la Izquierda Democrática (ID), Marlon Cadena de Unión por la Esperanza (UNES), Marcela Holguín, Esteban Torres del Partido Social Cristiano (PSC) y Juan Fernando Flores de la Bancada del Acuerdo Nacional (BAN).

Las expectativas son positivas, aunque desde Pachakutik, que no asistió, hay condicionamientos que cierran la posibilidad de dar su respaldo.

Jiménez exaltó el trabajo por estos tres puntos, y reconoció que les preocupa la institucionalidad de la Asamblea Nacional, por la intención de las bancadas de UNES y el PSC de evaluar la gestión de Guadalupe Llori.

Publicidad

Gobierno se abre a una salida a la crisis institucional de la Asamblea con las bancadas legislativas

“Estamos trabajando en un diálogo de tres puntos, seguridad, economía y empleo. La institucionalidad de la Asamblea nos preocupa; si en la Asamblea se amerita una comisión (de evaluación) se lo hará, pero cualquier decisión que se tome será en conjunto, que debería ser al Consejo de la Administración Legislativa (CAL) y Llori”, manifestó Jiménez este viernes.

Desde la bancada de la ID, Marlon Cadena vio positiva esta reunión, pero espera que haya acciones concretas y no quede en solo ‘haberse tomado la foto’.

La propuesta planteada a Jiménez fue que el Ejecutivo dé luz verde a esta agenda mínima, que “vea las líneas rojas y no termine siendo un saludo a la bandera. Al inicio (del gobierno) hubo algunas reuniones con movimientos sociales y políticos, pero de esas reuniones no quedó nada. No quisiéramos que esta vez sea levantar la expectativa, el tomar la foto, y en cuestiones concretas no quede para nada”, subrayó Cadena.

En esta cita se pidió que se acojan las observaciones al proyecto de Ley de Atracción de Inversiones, que fue archivado por la Legislatura en marzo pasado, y se dé paso al tratamiento de un nuevo articulado.

Publicidad

Ello estaría en manos del Ejecutivo por su atribución de enviar normas con el carácter de urgente para que se procese en plazos mínimos.

Según Cadena, dependerá de la voluntad política y la seriedad con la que el Ejecutivo asuma este diálogo y abra a la posibilidad de trabajar en un anteproyecto que sea socializado y trabajado con equipos técnicos de los dos lados y así encontrar puntos medios.

La Constitución y la ley de la Función Legislativa determinan que una ley negada no puede tratarse durante un año, por lo que el legislador consideró que se debe buscar “las fórmulas” para retomarlo.

Si bien el jefe de Estado ha anunciado que podría abordar esta temática en su propuesta de consulta popular, el pedido que se hace es que se trabaje con la Asamblea para plantear una fórmula de trabajo y elaborar un anteproyecto.

Publicidad

“La voluntad política hubo para asistir al llamado. Ahora, quien tiene que seguir es el Ejecutivo”, insistió Cadena.

Pleno devuelve a la Comisión de Fiscalización el proceso de juicio político en contra del procurador Íñigo Salvador

El jefe de bloque del PSC, Esteban Torres, lamentó que el Gobierno no tenga un plan de país para combatir la inseguridad ciudadana que se ahonda con la presencia de bandas criminales, relacionadas con el narcotráfico, punto que había sido expuesto a Jiménez.

“La seguridad debe estar como punto de giro, (…) pero están perdidos, ni siquiera saben qué presentar a la Asamblea (como propuestas de ley)”, dijo Torres, quien remarcó que la bancada respaldará propuestas con ese efecto y el de promover la generación de empleo.

En tanto, el “Gobierno solo debe cumplir lo que prometió en campaña (electoral) y tendrá nuestro respaldo a cambio de nada”, enfatizó Torres.

Publicidad

En el bloque de Pachakutik (PK) hay rechazo a la posibilidad de dialogar con el régimen.

Las declaraciones del presidente Guillermo Lasso señalando a cinco asambleístas de que habrían pedido beneficios económicos a cambio de respaldar la ley de inversiones ha resentido a ese movimiento político.

El coordinador nacional, Marlon Santi, exhortó al jefe de Estado a pedir disculpas públicas y a mostrar las pruebas de sus afirmaciones.

No obstante, eso no será un paso para abrirse al diálogo. Pues, a su criterio, es un gobierno “mentiroso” que no ha avanzado en cumplir sus propuestas de campaña, y que para el diálogo del jueves ni siquiera hubo una agenda temática. “No nos convence la hoja de ruta, además no hay una agenda de trabajo. Debe ser una agenda concreta” la que se plantee para un diálogo, remarcó Santi.

Para el coordinador del BAN, Juan Fernando Flores, la cita fue positiva y es el inicio para encaminar los acercamientos necesarios con las diferentes bancadas y destrabar el trabajo legislativo.

Aunque es de la idea de que para destrabar la crisis política que hay dentro de la Legislatura, la evaluación debe hacerse a los 137 legisladores. Es decir, al CAL y a quienes integran las comisiones permanentes especializadas, pues “una sola persona (Guadalupe Llori) no puede generar todo un problema. Creemos que es un tema con los 137 asambleístas”, recalcó.

“Debe haber un proceso de evaluación del CAL y de qué están haciendo las comisiones y encontremos un camino que destrabe la crisis de la Asamblea, porque no está legislando, no se está produciendo”, indicó Flores, en una entrevista en radio Única, este 22 de abril.

Añadió que el oficialismo está de acuerdo en que se integre una comisión pluripartidista que evalúe el trabajo legislativo que agrupe a los representantes de las cinco bancadas. Similar criterio tuvo Marlon Cadena, quien aclaró que la ID está a favor de una evaluación, pero dentro del marco de la ley. (I)