Michael Fitzpatrick insistió en fomentar confianza e institucionalidad en el sistema de justicia del país para que la lucha en contra de las bandas delictivas y en contra de la corrupción siga a largo plazo, sin importar cambios de autoridades. Esta afirmación la realizó durante la presentación del proyecto de “Fortalecimiento de las capacidades del sistema de justicia del Ecuador para combatir las amenazas a la seguridad”.

Durante el evento realizado en la Cancillería, en Quito, al dar inicio de manera oficial al proyecto de OEA destacó la presencia de las autoridades presentes en la reunión que consideró como muestra del compromiso de instituciones y líderes para trabajar en ese proyecto que busca renovar la infraestructura del sector de justicia en el país. En el acto se anunció la entrega de 3 millones de dólares.

Fitzpatrick dijo que ese monto permitirá para lo dos años siguientes la oportunidad de promover un cambio real, ya que apoyarán con equipos para que tengan mejores habilidades y herramientas para enfrentar el crimen organizado transnacional.

Publicidad

El funcionario estadounidense destacó que las acciones se van a realizar a través de expertos de la OEA, organización a la que agradeció por apoyar para mejorar el estado de derecho para lograr un sector de justicia más efectivo y transparente.

Mejorar la infraestructura no solo mejora la eficiencia de sistema de justicia sino que crea entorno más seguro y accesible para todos los ecuatorianos, señaló.

Apoyaremos con equipos y tecnología a jueces y fiscales apara que tengan mejores habilidades y herramientas para combatir el crimen organizado transnacional. Estas acciones se van a ejecutar a través de expertos de OEA a quienes Fitzpatrick agradeció.

Publicidad

Cero impunidad

“La próximas designaciones de nuevas autoridades en la Corte Nacional de Justicia, en el Consejo de la Judicatura, en la Fiscalía General del Estado deben garantizar cero impunidad en actos delictivos”, que se presentan ahora en la justicia bajo los nombres ahora conocidos como Metástasis, Purga y Plaga. “Este tiempo de investigaciones debe continuar”, expresó el embajador.

“Con este proyecto vamos a fortalecer aún más el sistema de justicia de Ecuador y garantizar seguridad y bienestar de nuestras comunidades. Salgo pronto, pero salgo con optimismo, porque estoy emocionado por el trabajo que se tiene por delante. Durante mi tiempo en Ecuador he apredido mucho sobre sus leyes, me he sentido decepcionado de los actos de corrupción oficial y judicial, pero me he emocionado con lo éxitos de la justicia. Siento que es uno de los aportes que dejo en Ecuador”, dijo al expresar que confía en que mantener el trabajo conjunto dejará un impacto positivo y duradero. Recalcó que la institucionalidad es el camino.

Publicidad

Gracias por haber permitido a mi gobierno ser socios con Ecuador durante este tiempo en varias luchas, contrucción de la paz, seguridad y justicia.

Hay muchos ecuatorianos que están enfrentando las mafias, a los corruptos, a los narcos y lo hacen con valentía, creatividad y compromiso total. Me quito el sombrero en nombre y a favor de todos ellos. No solo hablo de gente del sector judicial, o de seguridad, son necesarias las policías, fuerzas armadas, fiscales, jueces, ministros, pero contra 18 millones no van a ganar. Es trabajo de equipo de toda la sociedad.

En el evento, Fitzpatrick aún no mencionó una fecha para el traspaso de funciones a su sucesor, el embajador Arthur Brown. (I)