La disputa y las presiones políticas por los votos de los ecuatorianos residentes en el exterior y las fallas técnicas en el sistema del voto telemático enfrentan posiciones respecto a la decisión del Consejo Nacional Electoral (CNE) de anular el proceso para las dignidades de asambleístas nacionales y del exterior.

El movimiento Revolución Ciudadana solicitó, al igual que Centro Democrático, que se anulen las elecciones porque se afectó el derecho de los ecuatorianos que residen en el extranjero, que por fallas del sistema del voto telemático no pudieron votar el domingo 20 de agosto.

CNE repetirá las elecciones de asambleístas del exterior por problemas con el voto telemático

El movimiento Construye y el Partido Sociedad Patriótica (PSP) anticipan que impugnarán la resolución del Consejo Nacional Electoral por inconstitucional y por tener claras intenciones políticas de beneficiar a los movimientos políticos que pasaron a la segunda vuelta electoral presidencial, cuyo balotaje será el 15 de octubre próximo.

Publicidad

En tanto que el catedrático y experto en temas electorales Esteban Ron justificó la decisión del Consejo Nacional Electoral, pues argumentó que el artículo 143 del Código de la Democracia, donde se establecen tres tipos de nulidades: votaciones, elecciones y escrutinios, se permite la anulación siempre que haya una injerencia del 30 % superior al total de votos y, además, que tenga injerencia en los resultados finales de la autoridad, anotó.

Jorge Peñafiel, asambleísta electo por el movimiento Construye, argumentó que es ilegal, inconstitucional e ilegítimo repetir las elecciones únicamente de asambleístas.

Es ilegal, explicó, porque va en contra del artículo 89 del Código de la Democracia, donde se señala que la segunda vuelta electoral será para binomios presidenciales, y no para elegir asambleístas, por lo tanto, el CNE no puede ejecutar una elección en ese sentido.

Publicidad

Es inconstitucional, añadió Peñafiel, porque afecta el principio de igualdad del voto, porque territorial y extraterritorial el voto es uno solo, es decir, por evento electoral, y no se puede anular una parte, y todo esto va concatenado con el principio de la universalidad del voto, porque el voto es universidad, igual y secreto.

Además, la Constitución tiene claros principios de seguridad jurídica donde se señala que en derecho público se hace solo lo que dice la ley; entonces, si el Código de la Democracia no permite al CNE hacer una anulación parcial de las elecciones y además hacer en segunda vuelta una elección de asambleístas, está imposibilitado de hacerlo.

Publicidad

Indicó que el CNE actúa con tal descaro y pretende beneficiar a las listas que están en el balotaje, pues la Constitución ni la ley permiten parcelar una elección para una segunda vuelta.

El expresidente de la República Lucio Gutiérrez, virtual asambleísta nacional por el Partido Sociedad Patriótica (PSP), denunció que tras el objetivo político de pretender cambiar la asignación de escaños de asambleístas nacionales y del exterior está el expresidente Rafael Correa, quien “es el que toma decisiones y el CNE cumple sus órdenes”.

Lo que pretenden es evitar que Lucio Gutiérrez llegue a la Asamblea Nacional de manera lícita. La ley, añadió, es clara en su artículo 89 del Código de la Democracia, que señala que el presidente y vicepresidente de la República, asambleístas y parlamentarios andinos se eligen el mismo día, y si el binomio presidencial no obtiene mayoría, los dos finalistas pasarán a la segunda vuelta; por lo tanto, no se puede elegir asambleístas en una segunda vuelta electoral, porque es una violación flagrante a la ley, porque se está induciendo al voto y se quiere favorecer a los candidatos de los partidos políticos que pasaron a segunda vuelta, anotó.

El catedrático y experto en temas electorales Esteban Ron señaló que si se analizan los resultados electorales de la dignidad de presidente y vicepresidente de la República, no tienen incidencias en los binomios presidenciales y en la consulta popular, pero creo que sí cambiará la distribución de los escaños de los asambleístas nacionales y del exterior cuando hay un universo de 120.000 votantes.

Publicidad

Ron dijo que no se puede hablar de desigualdades en el momento que se llama a nuevas elecciones en el exterior, porque lo que debe trascender son los derechos de la participación política de los ecuatorianos en el exterior, y que las fallas técnicas evitaron que esa voluntad pueda ser expresada. (I)