La reciente operación del papa Francisco motivó una carta de preocupación que fue suscrita el pasado lunes por el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, y enviada a Ciudad del Vaticano a nombre del pueblo ecuatoriano.

Así reza la carta en sus dos párrafos finales tras la mención de que el pontífice de la iglesia católica fue internado en el Hospital Gemelli para su cirugía:

“Al presentarle en nombre del Pueblo y Gobierno del Ecuador, y en el mío propio, el deseo de una pronta recuperación, me permito hacerle conocer que he rezado por su salud y su bienestar, para que en el menor tiempo posible continúe con su misión pastoral y de servicio a la humanidad.

“Me valgo de esta oportunidad para renovar a su Santidad las seguridades de su mas alta y distinguida consideración”.

El papa Francisco fue sometido a una operación de colon el pasado domingo, pero de acuerdo a los médicos que lo atienden está en una “progresiva recuperación”. (I)