En una extensa jornada de casi cinco horas, el 27 de agosto el pleno del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) trató y aprobó varios temas sobre los procesos de designaciones que están en curso. Uno de ellos fue convocar la veeduría ciudadana que vigilará el trámite para la renovación parcial del Consejo Nacional Electoral (CNE).

En la reunión hubo cuestionamientos por parte de los consejeros Hernán Ulloa y María Fernanda Ribadeneira por supuestas ilegalidades en el reglamento para la renovación parcial del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Uno de los primeros temas que se abordaron en la sesión 53 fue la aprobación del reglamento para la selección y designación de los consejeros principales y suplentes, representantes de la sociedad civil, ante los Consejos Nacionales para la Igualdad de Género, Intergeneracional, de Pueblos y Nacionalidades, de Discapacidades y de Movilidad Humana, mediante un concurso de méritos y oposición.

Se determina que, entre los requisitos, los postulantes deberán ser destinatarios de la política pública conforme a la temática específica del Consejo Nacional para la Igualdad al que aplican y demostrar experiencia en las áreas de este. Una Comisión Ciudadana de Selección se encargará de la verificación de requisitos y calificación de los méritos de los postulantes de cada Consejo.

Publicidad

Sorteo que definirá a los consejeros electorales salientes no contempla la transitoria undécima de la Constitución

Para la construcción del instructivo para el reglamento del concurso de los Consejos para la Igualdad se resolvió que una Comisión Técnica, conformada por un delegado de cada uno de los siete consejeros del CPCCS, presente un proyecto borrador al pleno.

El punto que generó controversia durante la sesión del CPCC fue la votación del proyecto de instructivo para la renovación parcial del Consejo Nacional Electoral (CNE). Ulloa y Ribadeneira insistieron en que el reglamento de este procedimiento, aprobado el 20 de agosto, es inconstitucional porque no cabe que salgan dos consejeros principales del CNE y que sean reemplazados por dos suplentes hasta que se nombre a los definitivos, cuando lo que procede es que permanezcan en sus cargos hasta que se efectúe la designación de los nuevos consejeros.

Ulloa manifestó que la mayoría del CPCCS que dio paso al reglamento “no advierte las consecuencias de tomar decisiones antijurídicas”. En tanto, Ribadeneira expuso el pronunciamiento del procurador general del Estado ante una consulta sobre la renovación parcial, en el cual señala que los miembros del CNE, cuyos periodos están próximos a vencer, no podrán separarse de sus puestos hasta que el Consejo de Participación Ciudadana designe a sus reemplazos y se posesionen.

Por esta razón, al momento de la votación del instructivo Ribadeneira se abstuvo y Ulloa votó en contra. El tema fue aprobado por la mayoría.

Reglamento para renovación parcial del Consejo Nacional Electoral, con vicios de inconstitucionalidad e incumplimiento de funciones

Ante las acusaciones, el presidente encargado del Consejo, David Rosero, que defendió lo actuado, convocó a la sesión al coordinador jurídico Hugo Icaza, quien hizo un repaso de los sustentos legales que justifican la estructura del reglamento con base en la Constitución y el Código de la Democracia que, dijo, facultan al CPCCS a proceder como lo hizo. Icaza aseguró que “no hay ilegalidad”.

Después del cruce de opiniones, la jornada finalizó con la aprobación a la convocatoria para la conformación de la veeduría ciudadana que supervisará la transparencia de la renovación del CNE, mediante concurso de mérito y oposición con postulación, de acuerdo con los lineamientos del reglamento y el instructivo.

Publicidad

En este proceso se elegirá a los dos miembros principales y dos suplentes (hombre y mujer en ambos casos) que serán reemplazados, mediante sorteo público que se realizará luego del 20 de noviembre de 2021, una vez transcurridos los tres primeros años de desempeño en el cargo. (I)