El jueves 17 de junio será clave para definir la situación jurídica del actual defensor del Pueblo, Freddy Carrión, detenido por presunto abuso sexual y quien al momento se encuentra con licencia a cargo de vacaciones. Este 17 se termina el periodo de vacaciones y debería reincorporarse a la entidad. En esta misma fecha, la defensora subrogante, Zaida Rovira, debe entregar el encargo.

Sin embargo, para Rovira, el tema está en las manos de la Fiscalía. Si el funcionario continúa detenido, entonces será materialmente imposible que se reincorpore, por lo cual habrá que tomar otras decisiones por parte de los organismos competentes. Una opción es que, en caso de que Carrión no pueda reincorporarse, se considere el abandono del cargo y por tanto el Consejo de Participación Ciudadana nombre a alguna persona en su reemplazo, mientras se realiza el concurso respectivo. Entre tanto, en contra de Carrión también pesa la amenaza de un juicio político desde la Comisión de Fiscalización, por lo que habrá que esperar también este resultado.

En todo caso, ratificó que si Carrión llegara a retomar su puesto, ella renunciaría a la Defensoría.

Adicionalmente, Rovira aseguró que en este mes, que ha sido uno de los más difíciles en la historia de la institución, ha logrado dejarla fortalecida. Ayer, la defensora decidió remover a 16 funcionarios del jerárquico superior, quienes llegaron a esa instancia con el defensor Carrión.

De acuerdo con Rovira, los funcionarios removidos fueron reemplazados por personal de carrera de la Defensoría y, por tanto, esto garantiza un buen servicio para la ciudadanía.

Entre tanto, Raúl Quiñónez, presidente de la Asociación de Personas Servidoras de la Defensoría del Pueblo, dijo que los trabajadores y funcionarios están prestos a atender a la ciudadanía. (I)