El exfiscal general del Estado Galo Chiriboga Zambrano y el ciudadano alemán Edmund Chladek llevan más de dos décadas disputándose una casa que hoy está valorada en $1,5 millones según el catastro del Municipio de Quito. En ese interín ambos han recolectado documentos para reconstruir los hechos. Hoy, Chladek tiene un papel que según él demostraría que el inmueble llegó a manos de Chiriboga de manera ilegal, algo que el exfiscal general niega.

En 1999, el extinto Bancomex cedió en favor de Chiriboga una deuda que Chladek tenía con esa entidad bancaria por la hipoteca de la casa. Esta cesión fue el antecedente para que Chiriboga se quedara con el inmueble de Chladek, que está ubicado en el sector La Viña, en Tumbaco, en el valle oriental de Quito.

Ahora Chladek pone en duda esa cesión. Él sostiene que su esposa firmó con engaños una escritura de compra venta de la casa con Chiriboga a finales de 1999. En este documento consta como antecedente que el Bancomex cedió la deuda de Chladek a Chiriboga el 28 de julio de ese mismo año y que la firmó el entonces gerente general de la entidad bancaria, Carlos Andrade Granja.

Sin embargo, este hizo una declaración juramentada el pasado 4 de febrero ante el Notario 29 de Quito, en la que indicó que en esa fecha él no habría podido ceder ninguna deuda porque meses antes, en febrero de 1999, el banco había transferido toda su cartera a un fideicomiso del Banco Central del Ecuador (BCE).

Publicidad

También recalcó que la Junta Bancaria reestructuró el Bancomex desde el 15 de abril de 1999 y que en ese mismo día emitió una resolución ordenando que el balance del banco no podía variar salvo en quince operaciones, entre las cuales no constaba la cesión de derechos a terceras personas de créditos locales, prendas, pagarés ni hipotecas. “Yo en ese periodo ya no tenía atribuciones ni se atendía al público”, aseveró Andrade Granja en la notaría.

Esta declaración pública, afirma Chladek, la presentó el propio Andrade Granja a la Fiscalía cuando este fue llamado a ampliar su versión libre y voluntaria por la denuncia penal que fue planteada contra Chiriboga en 2018. Este proceso aún se mantiene en etapa reservada.

“Hicieron una cesión de derechos que supuestamente firmaron los personajes del Bancomex, pero antes, en febrero, pasaron todas las deudas y toda cartera vencida a un fideicomiso del Banco Central; así que los personeros de Bancomex ya no tenían atribución”, resume Chladek.

Según él, su esposa fue expulsada de la casa en vísperas de Navidad, el 23 de diciembre de 1999, un día después de haber firmado la escritura de compra venta con Chiriboga y no pudo sacar sus pertenencias porque le cambiaron las seguridades.

Publicidad

La defensa de Chladek está recolectando información oficial de varias instituciones sobre la cesión de derechos a favor de Chiriboga y la cancelación de la deuda que el alemán tenía con Bancomex.

Chiriboga se defiende

Galo Chiriboga Zambrano fue fiscal general del Estado entre 2011 y 2017, cuando fue reemplazado por Carlos Baca Mancheno.

Por su parte, Chiriboga explicó cómo obtuvo la vivienda. Él tenía una inversión de casi $ 80.000 en el Lincoln Bank, subsidiario del Bancomex, que no pudo ser honrada por la crisis bancaria de 1999. Para solucionar este problema, señaló Chiriboga, el Bancomex le cedió una deuda de 481 millones de sucres ($ 55.013 al cambio de esa época) que Chladek le debía a esa entidad bancaria por la hipoteca de esa casa.

Según Chiriboga, la deuda de Chladek no fue transferida al fideicomiso del BCE por los problemas legales que esta tenía. Indicó una sentencia civil que el Bancomex consiguió en contra de Chladek en 1996 por esa obligación, decisión que fue confirmada en segunda instancia dos años después.

En ese expediente judicial, mostró Chiriboga, consta la cesión de la deuda, la cual fue declarada legal por el juez en un escrito. La cesión está fechada el 5 de mayo de 1999, no el 28 de julio como consta en la escritura de compra venta, y tiene las firmas de Andrade Granja y del entonces abogado de Bancomex, Antonio Egas Terán.

Publicidad

Chiriboga sostiene que Andrade Granja sí tenía la atribución para realizar esa cesión y se basa en la misma resolución de la Junta Bancaria que Andrade Granja menciona en su declaración juramentada, la JB-99-129. Informó además que la Fiscalía está periciando todas las firmas dentro de la investigación penal.

Chiriboga también conserva un oficio del Bancomex en saneamiento, de 2001, donde se indica que el banco canceló la deuda de Chladek con el certificado del Lincoln Bank correspondiente a Chiriboga y su esposa.

“Yo pagué por esa casa $ 79.185. Ellos, el banco, recibió por esa casa $ 75.185″, afirma Chiriboga.

Una offshore era dueña de la casa

LA VIÑA, TUMBACO. Una toma de los años noventa de la vivienda que fue de los Chladek y que pasó a manos de la offshore Madrigal Finance Corp. (Cortesía de Edmund Chladek).

El tema de la casa salió a la luz en 2011, cuando Galo Chiriboga se postulaba para el cargo de fiscal general del Estado en un concurso dirigido por el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social. Entonces se supo que la propietaria de la casa era la offshore panameña Madrigal Finance Corp. y que esta estaba vinculada a Chiriboga.

Publicidad

El caso causó nuevamente revuelo en 2016, cuando salieron a la luz los Papeles de Panamá. A través de esta filtración publicada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en inglés), se confirmó que Chiriboga era dueño de Madrigal Finance Corp. y que esta empresa se formó exclusivamente para poseer esa vivienda.

El ICIJ reveló además que Chiriboga fue poco consistente al aclarar su vinculación con Madrigal Finance Corp. en las declaraciones patrimoniales juradas que realizó como funcionario público desde 2005, cuando fue nombrado ministro de Trabajo, hasta 2011, cuando fue designado fiscal general.

El Consorcio publicó que semanas antes de que Chiriboga sea posesionado como fiscal general, en julio de 2011, su esposa María Victoria Espinal pidió al bufete panameño Mossack Fonseca que Chiriboga y otros administradores de Madrigal Finance Corp. no figuraran más como tales y fueran reemplazados por empleados de la firma de abogados, a pesar de que su marido continuaba como único accionista.

En ese entonces, Chiriboga aceptó que dejó de ser director de la offshore antes de ser fiscal. Dijo: “Esto es correcto porque no puede un fiscal general del Estado estar vinculado a una empresa de ninguna naturaleza”. Madrigal Finance Corp. se disolvió en agosto de 2016, según el Registro Público de Panamá. (I)