El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, afirmó este jueves que el plan que diseña su Gobierno para regularizar la situación de cerca de 450.000 venezolanos va más allá de una medida migratoria porque busca la incorporación de los extranjeros a la sociedad ecuatoriana mediante trabajo y educación.

“Es un plan que obedece a razones humanitarias, estamos trabajando con organismos internacionales y vamos a pedir ayuda, porque Ecuador solo no puede atender a estos 430.000 o 450.000 venezolanos”, dijo el gobernante en una entrevista con Efe en el Palacio de Carondelet (sede de Gobierno).

Sin embargo, Lasso dijo que el plan que se está preparando es más ambicioso porque incluye la incorporación plena de los migrantes al país que los ha acogido.

Odio hacia migrantes venezolanos crece en Latinoamérica

“(Es una) regularización con integración porque han venido a Ecuador no solamente a hacer papeles sino a incorporarse a la sociedad ecuatoriana. El fenómeno de la migración es muy doloroso y no podemos aislar a los venezolanos”, expresó.

Lasso dijo que la llegada de los migrantes venezolanos supone un reto para el país y alimenta el argumento de una necesaria reactivación económica.

"Los problemas de falta de empleo en Ecuador son serios y esta migración venezolana agrava el panorama", dijo.

Hay 382 000 venezolanos que residen en Ecuador y casi 3 millones en la región

Por otra parte, Lasso indicó que la situación actual de Ecuador es distinta a la de inicios de este siglo, cuando muchos ecuatorianos salieron del país en busca de mejores condiciones económicas.

“Tenemos que atenernos a los números. En 1999 y 2000 la migración superó los 500.000 ecuatorianos saliendo al exterior. Ahora, en el caso de México, se habla de cerca de 70.000 ecuatorianos que intentaron cruzar frontera con Estados Unidos, de los cuales han sido devueltos aproximadamente 60.000. Por lo tanto, no creo que son comparables (las cifras)”, finalizó. (I)