El Cuerpo de Ingenieros del Ejército y el grupo español Puentes han pedido prórrogas de cuatro meses y un mes, respectivamente, para entregar las obras de los edificios de la Contraloría General que fueron destruidos en las protestas del movimiento indígena contra el gobierno de Lenín Moreno en octubre del 2019.

Esto porque en las que ocurrieron el mes pasado -también de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) pero contra el régimen de Guillermo Lasso- ambos sufrieron nuevos daños, señaló el contralor subrogante Carlos Riofrío a este Diario.

Al momento del ataque del 2019, el complejo de la Contraloría en la capital –que queda justo en frente del parque El Arbolito, sitio de concentración de los indígenas- estaba integrado por dos edificaciones: una antigua, que se hallaba en remodelación, y una moderna, en construcción. Las dos fueron incendiadas.

¿Cómo avanza la reconstrucción de los edificios de la matriz de la Contraloría tras los incendios del 2019?

Riofrío contó que las obras ya se habían concluido y que estaba en marcha el proceso para firmar las actas de entrega recepción con las constructoras. La idea era completarlo todo el mes pasado para que los funcionarios puedan reubicarse en las oficinas. “Lamentablemente esto se tardará más”, dijo la autoridad.

Publicidad

El edificio de la Contraloría General del Estado, en Quito, fue incendiado y saqueado por manifestantes en el paro de octubre del 2019. Foto de Archivo

“De lo que se vio en los videos y de la inspección que hizo la Policía, los manifestantes lanzaron botellas con cemento de contacto prendidas; eso cayó en el piso de porcelanato (del edificio principal) y lo manchó, hay que cambiarlo. Había unos pisos lacados y por la rotura de los vidrios de los ventanales se rayaron y hay que volverlos a lacar. Los vidrios eran importados, se habían traído específicamente, hay que hacer un nuevo proceso de adquisición e importación, y eso va a demorar la entrega unos cuatro meses y que nos pasemos a las oficinas”, explicó.

En el otro edificio “la afectación es mínima”, añadió Riofrío. “Rompieron vidrios, no muchos, pero los perfiles de las losas tienen impactos de proyectiles de largo alcance. Ellos están pidiendo 30 días más”, comentó.

En seis provincias del país se concentra el 70 % de los procesos de investigación iniciados por la Fiscalía debido a las protestas

La reconstrucción de los edificios costó más de $ 21 millones. El funcionario no conoce cuánto invertirán en total las empresas para reparar los nuevos daños, pero le dijeron que solo en los ventanales importados se gastarían entre $ 400.000 y $ 500.000.

Riofrío relató que el personal del Cuerpo de Ingenieros impidió que los manifestantes nuevamente destruyeran las edificaciones en las protestas del mes pasado usando las mangueras del sistema contra incendios que ya estaban instalados. Con ellas los repelían y apagaban las llamas.

El contralor subrogante señaló que puso las respectivas denuncias tras el ataque reciente. Era su obligación, dijo, más allá de que en el caso de los incendios del 2019 no se sancionó a los responsables porque la Asamblea Nacional concedió amnistías a todos aquellos que participaron en las movilizaciones, incluyendo a las 27 personas que estaban procesadas por ese hecho. “Ese es un tema que estaba fuera de mi alcance, no podíamos intervenir”, lamentó. (I)