El presidente de la República, Daniel Noboa, participó en la ceremonia de relevo de mando de la Escolta Legislativa, que se desarrolló la mañana de este 21 de febrero en la plaza Juan Montalvo, de la Asamblea Nacional.

El jefe de Estado fue recibido por el titular del organismo, Henry Kronfle; la primera vicepresidenta, Viviana Veloz; y el segundo vicepresidente, Eckenner Recalde.

En un acto de unidad y civismo, Kronfle deseó que el relevo de mando se convierta en una tradición participativa, con niños, jóvenes, estudiantes y habitantes de las 24 provincias del país.

Publicidad

El principal del Parlamento hizo un llamado a la unidad, al consenso, el trabajo en conjunto y superar las diferencias.

Durante la ceremonia se guardó un minuto de silencio en memoria de los agentes policiales que fallecieron en el cumplimiento de su deber.

“La Asamblea Nacional con su diversidad y pluralidad es el escenario donde las diferentes visiones de un mismo país convergen y se contrastan. Este ejercicio democrático es el que nos permite avanzar en políticas públicas que benefician a todos los ecuatorianos, procurando una gobernabilidad efectiva”, dijo.

Publicidad

Kronfle agradeció a los miembros de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional por el trabajo que realizan en “momentos difíciles” que atraviesa el Ecuador, principalmente por la ola de violencia a la que el Gobierno de Noboa comenzó a enfrentar desde el pasado enero.

La Escolta Legislativa, al mando del comandante Francisco Zumárraga, le rindió honores al jefe de Estado y a las autoridades presentes. Luego dio parte de la finalización del ceremonial protocolario y envió un mensaje de civismo y unidad.

Publicidad

“El pueblo ecuatoriano nos necesita unidos; es el momento de ser trascendentes y no transitorios”, expresó Zumárraga. (I)