NOTICIAS

Publicidad

Olón, Santa Elena. Daniel Noboa Azín, músico, empresario e hijo del magnate bananero Álvaro Noboa, triunfó en las elecciones presidenciales. Fotos: Cesar Muñoz/API Foto: API

Publicidad

Actualizado el 

A un mes y medio de cumplir 36 años, el empresario y exlegislador Daniel Noboa Azín ha sido elegido por los ecuatorianos como su nuevo gobernante, el mandatario más joven en la historia de Ecuador -desde el retorno a la democracia- y quien dirigirá el país por el próximo año y medio, hasta mayo de 2025.

Con el 52,04 % de votos, de un total de 96,77 % de actas escrutadas hasta las 01:10 del lunes 16 de octubre, el hijo mayor del magnate bananero y cinco veces candidato presidencial, Álvaro Noboa Pontón, y de la excongresista Anabella Azín logra el objetivo de ser presidente, una meta que proyectó para los comicios de 2025 y que persiguió este año tras el anuncio de la muerte cruzada, con el apoyo de la alianza Acción Democrática Nacional (ADN), listas 4 y 35.

“Gracias por creer que la juventud sí puede cambiar a un país”, exclamó Noboa, durante el cierre de campaña, el jueves 12, en Santa Elena.

Publicidad

‘La gente quiere empleo, y los jóvenes, una esperanza’: Daniel Noboa votó en escuela de Olón, Santa Elena

Un amigo de infancia vaticinaba el triunfo de Noboa: “Nunca se rinde (...), analiza las cosas y empieza a trabajar hasta que lo consigue”.

Y lo consiguió, llegará a Carondelet con su preparación académica, como licenciado en Ciencias de la Administración y conducta organizacional y máster en Administración de Empresas, Administración Pública y en Comunicación Política y Gobernanza, con 17 años de experiencia en la empresa privada y dos años como asambleísta (2021-2023).

En ese lapso presidió la Comisión de Desarrollo Económico, desde donde impulsó once leyes, como la Ley de Economía Circular, la Ley de Economía Violeta, la Ley de Emergencia de Manabí-Esmeraldas, la reforma a la Ley de Compañías, entre otras.

Publicidad

“Al menos cada tres meses iba la comisión en pleno a sesionar en diferentes provincias. Ahí hablábamos con sectores productivos, académicos, emprendedores para recibirlos y escuchar sus propuestas”, recordó la exlegisladora Wilma Andrade, quien resalta de Noboa su ‘extremada disciplina’ y su trabajo en equipo: “No genera rivalidades o confrontaciones políticas, trata de discutir, de consensuar y llegar a acuerdos”.

Daniel Noboa Azín, en el cierre de la campaña electoral, el jueves 12 de octubre. Foto: Archivo

Nació en Miami, Estados Unidos, creció en Guayaquil y, desde hace varios años, está radicado entre esta ciudad y Santa Elena. Desde la adolescencia, Daniel Noboa siguió los pasos de su padres en los negocios, en programas de ayuda social y en las aspiraciones políticas. En su niñez, él los acompañaba en los mítines electorales y, en los últimos meses de esta contienda, su mamá estuvo a su lado, en caravanas y brigadas médicas.

Publicidad

Su esposa y próxima primera dama, Lavinia Valbonesi, ha sido parte activa de una campaña digital que posicionó a Noboa con 1,9 millones de seguidores en sus redes sociales (Facebook, X, Instagram y TikTok), en los últimos dos meses y medio. Antes de la primera vuelta no superaba los 250.000, según una revisión realizada por este Diario.

Una de las estrategias novedosas se impuso en las plataformas luego que se sustrajeran las imágenes de Daniel Noboa de cartón, que colgaban en postes y esquinas. Valbonesi, al conocer que se ‘robaban’ la figura de su esposo, pidió que posteen lo que hacen con él. Algunas mujeres le cantaron melodías, otras le añadieron accesorios, le dieron comida y hasta lo llevaron a tomar sol en la playa.

Así, Noboa fue ganando popularidad, especialmente, en jóvenes y mujeres, a quienes está dirigido gran parte de su plan de trabajo. Les ofreció, por ejemplo, entregar un bono de $ 60 a las embarazadas para que puedan alimentarse correctamente; implementar un sistema de guarderías, con alimentación y atención pediátrica gratuita, para que las féminas puedan trabajar; generar plazas de trabajo y dar asistencia y financiamiento para que los jóvenes puedan emprender, como lo hizo él a sus 18 años. A esa edad vendió su colección de guitarras -según declaraciones a diferentes medios- para crear su primer negocio: DNA Entertainment Group, firma con la que organizó recitales y tuvo ingresos de hasta $ 5 millones al año, según su perfil de LinkedIn.

Su carrera empresarial la siguió con Roy Food and Wine LLC., socia de un restaurante en Nueva York, que hasta hace unos años comercializaba la cerveza artesanal DNA Beer, que –según su perfil de LinkedIn– exportó a Estados Unidos $ 1 millón al año. Ha sido socio de una veintena de compañías familiares, ascendió a director naviero y director comercial de Corporación Noboa hasta el 2018 y, además, creó dos empresas: Logic Choice, dedicada desde 2013 al transporte de carga pesada y cuyos ingresos en 2022 superaron los $ 3,2 millones en 2022, y Nobexport, firma que desde su creación –en 2020– no ha generado ventas de banano.

Publicidad

Daniel Noboa, fiel a los pasos de su papá en los ‘negocios, ayuda social y en política’

Es padre de dos hijos -Luisa (4) y Álvaro (1)- y un tercero le nacerá -según vaticinó su esposa Lavinia- en Carondelet. Al palacio de gobierno llegará Noboa con la promesa de “cambiar” el rumbo de un país, sumido en una ola de violencia que busca combatir con el plan Fénix.

Con este programa ofrece implementar una Central de Inteligencia y dotar a las fuerzas del orden con uniformes de alta resistencia balística, armas de última generación y equipo de visión thermo y nocturna. Tendrá un año y medio para cumplir sus propuestas. (I)


Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad