A menos de quince días de que termine su gobierno, el presidente Lenín Moreno firmó los decretos ejecutivos para que doce embajadores de Ecuador en el exterior terminen sus funciones y regresen al país, varios son parte de su cuota política, es decir, no son embajadores de carrera diplomática, sino designados por el Gobierno de turno.

En este grupo de la cuota política están el padre del exsecretario general de Gabinete de la Presidencia Juan Sebastián Roldán, Cristóbal Roldán, quien se desempeñaba como embajador de Ecuador en España; Luis Eduardo Khalife Moraga, exdirector de medios públicos, que fue representante permanente ante la Unesco.

Más de $ 34 millones paga el Estado al año por remuneraciones y beneficios del personal en el exterior

También el radiodifusor Galo Enríquez Enríquez, que regresa de la Embajada de Panamá; Darío Patricio Carrión Paredes, padre de la asambleísta María José Carrión, de la Embajada de Cuba; el exministro Homero Arellano, de Chile, y Franklin Columba, de los registros de la Fenocin, de Bolivia.

Cuota política de Lenín Moreno en el servicio exterior retorna de a poco

Además, retornan embajadores de carrera como Manuel Mauricio Montalvo Samaniego de la Mancomunidad Australiana y Diego Antonio Rivadeneira Espinoza de la Embajada de Brasil.

Moreno también agradeció los servicios de José Alejandro Delgado Mendoza en la Embajada de Suiza, de Manuel Enrique Cadena Suasnavas en la Embajada de República Dominicana (después de que lo había restituido en un decreto anterior), de Alba Piedad Álvarez Baus en El Salvador, y de Juan José Vásconez Merino en Argentina.

La cuota política en el exterior bordea 40 % para embajadores en Ecuador

También y de Alba (I)