Paolina Vercoutere Quinche, concejala de Otavalo y política quichua feminista, presentó el lunes 30 de mayo de 2022 una denuncia por violencia política ante el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) en contra del alcalde del cantón, Mario Conejo Maldonado.

“La denuncia la realiza bajo el amparo del artículo 280 del Código de la Democracia, debido a la conducta reiterada del denunciado, quien, en abuso de sus funciones, ha limitado de forma sistemática las atribuciones y derechos humanos y políticos de Paolina como concejala de la ciudad”, refiere la organizacón Mega Mujeres, que está acompañando a la afectada en el proceso.

Los actos de violencia contra la concejala se habrían iniciado en el año 2019 como consecuencia de su defensa pública del derecho a la paridad de género, en el contexto de la elección de la vicealcaldía del cantón Otavalo, un asunto que fue ganado a favor de las mujeres concejalas en una acción de protección, en noviembre del mismo año.

Desde entonces, según Vercoutere, el alcalde de forma reiterada ha impedido que ejerza sus funciones de legislar y fiscalizar en condiciones de igualdad.

Publicidad

La concejala asegura que se le ha restringido el uso de la palabra en sesiones del Consejo, le han apagado el micrófono en sus intervenciones, sus propuestas de ordenanzas han sido ignoradas e invisibilizadas y le han negado el acceso a información pública al no responder sus requerimientos; ha sido excluida también de las comisiones municipales, entre otras situaciones.

La negación del acceso a la información pública ha sido constante: hasta la fecha, siguen sin respuesta al menos quince requerimientos que la concejala ha realizado desde 2019.

Mega Mujeres subraya que “la cadena de estos hechos ha provocado que Paolina esté impedida de ejercer, de forma plena, sus derechos políticos, menoscabando su participación y capacidad de gestión como representante de sus electoras”.

Ante estos hechos, solicitan al TCE resolver de manera favorable la denuncia presentada por la concejada, ya que existen suficientes elementos de juicio y prueba para solucionar estas acciones violentas ejercidas en contra de las mujeres políticas.

“Desde las organizaciones defensoras de los derechos humanos y políticos de las mujeres rechazamos la serie de actos ejercidos por el alcalde Conejo y los demás denunciados, y respaldamos la denuncia de violencia política que Paulina interpondrá en su contra. Permaneceremos vigilantes del accionar del TCE y de las condiciones de seguridad de la concejala y su familia”, apunta el colectivo. (I)