El Partido Comunista de Venezuela (PCV) condenó este domingo la “represión y criminalización” de las protestas que comenzaron hace dos semanas en Ecuador, y pidió excarcelar a los manifestantes detenidos.

El PCV "expresa su solidaridad con la clase trabajadora, los pueblos indígenas, el campesinado y demás sectores populares del Ecuador, en su combativa lucha contra las medidas neoliberales del gobierno capitalista de (el presidente) Guillermo Lasso", dice un comunicado de la formación difundido este domingo.

A juicio de la organización política, las movilizaciones convocadas por líderes indígenas en Ecuador "reflejan la indignación y repudio del pueblo" de ese país "contra una sistemática política de recortes del gasto social, privatizaciones e incrementos de precios, que aceleran la precarización de las condiciones de vida de la población".

"Condenamos enérgicamente la represión y criminalización de las legítimas protestas por parte del Gobierno ecuatoriano, exigimos la inmediata liberación de los detenidos y justicia para los manifestantes asesinados por la brutal represión de las fuerzas públicas", reza el escrito.

Publicidad

La filtración al dirigente de la Conaie Apawki Castro muestra comunicaciones con políticos y organizaciones internacionales

Incertidumbre en las bases indígenas que siguen en Quito

El PCV señala a la Administración de Lasso como uno de esos “gobiernos que adoptan medidas para que sea el pueblo trabajador quien pague la costosa factura de la pandemia y la guerra capitalista”.

Sin embargo, prosigue, "estas pretensiones están chocando contra vigorosos levantamientos populares como el que ahora protagoniza el pueblo de Ecuador".

"Es momento de profundizar las luchas obreras y populares contra las medidas antipopulares y antiobreras de los gobiernos capitalistas de la región", añade el comunicado.

Luego de catorce días de protestas, en las que han fallecido cinco personas y no menos de 200 han quedado heridas, entre manifestantes y las fuerzas del orden, este sábado se dieron los primeros acercamientos entre algunos líderes indígenas y representantes del Gobierno. (I)