Mientras el gobierno de Guillermo Lasso sigue haciendo cálculos económicos para tomar una definición sobre la posibilidad de reducir el precio de los combustibles; las organizaciones sociales han decido aplazar la toma de decisiones sobre medidas de hecho como movilizaciones o paralizaciones.

Este domingo 5 de diciembre, el consejero de vocería gubernamental, Carlos Jijón, declaró que aún no hay una resolución y tampoco una fecha de anuncio sobre el tema; aunque podría ser en esta semana.

Sin embargo, recalcó Jijón, el objetivo del Gobierno es reducir el déficit para el próximo año y terminar con cuatro años con superávit; para lograrlo requiere calcular los ingresos con los que contará y luego sí tomar una decisión sobre el precio de los combustibles. En este momento existe un déficit de $ 4.800 millones; el próximo año se quiere reducir a $ 2.000 millones.

Entonces, las variables en análisis del Gobierno son: los ingresos que dejará la nueva Ley de Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal que se calculan en $ 1.900 millones y el riesgo de no acceder a los desembolsos del Fondo Monetario Internacional (FMI) por $ 3.000 millones que fueron acordados.

Publicidad

“Hay que tomar en cuenta las variables, hay que saber cuál es el escenario, con cuánto dinero se va a contar, cuáles son los ingresos que va a tener Ecuador para poder tener una decisión responsable y seria”, agregó el vocero gubernamental.

Gobierno y organizaciones sociales no llegan a acuerdo sobre precio de combustibles, se dan de 15 a 21 días para volver a reunirse

Pero el análisis económico del Gobierno no convence a organizaciones sociales como la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) y tampoco al Frente Unitario de Trabajadores (FUT). Ni la Federación Nacional de Transporte Liviano Mixto y Mediano del Ecuador (Fenacotrali) está conforme porque hasta ahora el Ejecutivo no pone en marcha las “compensaciones” ofrecidas para disminuir el impacto del incremento en el precio de los combustibles.

Ninguna de las tres organizaciones nacionales, que agrupan a otras más pequeñas, descarta tomar medidas de hecho en las próximas semanas.

Carlos Sucuzhañay, presidente de la Ecuarunari (filial de la Conaie en la Sierra), ratificó que en enero tomarán decisiones y, mientras tanto, se está exponiendo a las bases “el silencio del presidente” Guillermo Lasso sobre la petición de reducción del precio de los combustibles, y se continúan rechazando las “imposiciones del FMI”.

Publicidad

“Como no hay pronunciamiento, ya no hay cómo seguir dialogando, sin respuesta, sin intención, no hay cómo seguir dialogando. Más bien habrá que tomar algunas otras resoluciones, dependiendo cómo se pronuncien los dirigentes de las estructuras, las federaciones, los territorios comunitarios”, dijo el dirigente indígena.

Conaie anuncia medidas de hecho indefinidas desde enero del 2022 en rechazo al Gobierno

Mesías Tatamuez, dirigente del FUT, sostuvo que el próximo sábado, en Guayaquil, se reúne el Consejo Nacional del Frente, para definir si realizan o no movilizaciones. Un día antes, la Confederación de Organizaciones Clasistas Unitarias de Trabajadores (Cedocut), el viernes, también realiza un Consejo Nacional para definir una posición.

Allí, harán una evaluación sobre el precio de los combustibles, hablarán sobre las reformas laborales que proponen y esperan que tramite la Asamblea, y discutirán sobre la concesión de las áreas estratégicas, entre otros temas.

En estos días, la Conaie y el FUT agregaron a sus demandas sociales el rechazo a los anuncios de concesión y venta de algunos recursos estratégicos del Estado.

Publicidad

Gobierno no garantiza rebaja de los precios de los combustibles

Napoleón Cabrera, presidente de la Fenacotrali, manifestó que la anterior semana mantuvieron una “reunión corta” con el presidente Guillermo Lasso, porque “el Gobierno tenía que entregarnos ya las compensaciones de las que tanto se venía hablando, pero, hasta el momento, nosotros no hemos recibido respuestas del Gobierno”.

“El Gobierno sigue sosteniendo que el diálogo está abierto, pero un diálogo si no tiene resultados, nosotros no podemos seguir sentados en una mesa donde no tengamos respuestas concretas. Esperemos que en el transcurso de esta semana se nos dé a conocer algún resultado”, dijo Cabrera.

La Comisión Interinstitucional de los transportistas sería convocada a una asamblea nacional para informar hasta dónde se ha llegado como comisión. ”No hay nada todavía definido, nos dimos un receso hasta que pasen las fiestas de Quito”, agregó.

Transportistas anunciaron que fracasaron los diálogos con el Municipio sobre el incremento del precio del pasaje

Pese a estos anuncios de posibles movilizaciones, Jijón señaló que el Gobierno sigue abierto al diálogo, que hay otros puntos importantes como la condonación de las deudas que ya es un ofrecimiento y no se puede condicionar el diálogo solo al precio de los combustibles.

“El Producto Interno Bruto (PIB), en este año, ha crecido un 3,5; la inflación se mantiene en 1,5; hay 275.000 nuevas plazas de empleo, hay el 30 % de crecimiento en las exportaciones no petroleras (...) La economía está creciendo, el tema de los combustibles no es el centro de la conflictividad social, ese es un punto político (...) Si es que hubiera protestas por no bajar el precio de los combustibles, eso es un conflicto político puntual”, añadió Jijón.