Las organizaciones sociales agrupadas en el Parlamento de los Pueblos esperan que el presidente Guillermo Lasso reciba a todos al diálogo, y no solo a la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie).

El consejo ampliado de la Conaie resolvió el sábado pasado aceptar la invitación para retomar el diálogo con Lasso este miércoles desde las 11:00 en el Palacio de Carondelet. De llevarse a cabo este encuentro, será 37 días después de la primera cita que se desarrolló el 4 de octubre y que fue catalogada como negativa para el movimiento indígena, pero positiva para el Gobierno.

La resolución de la Conaie, suscrita por su presidente Leonidas Iza y por las regionales de la Confeniae, Marlon Vargas; Carlos Sucuzhañay, de la Ecuarunari; y Javier Aguavil, de la Conaice, reconocen la “voluntad” al diálogo, por lo que asistirán a la invitación de Lasso, bajo el “exhorto” de que sea público para garantizar la “transparencia” de este.

Conaie aceptó asistir a la reunión convocada por el Gobierno, pero pide que sea pública

Se señaló además que asistirán acompañados de los dirigentes del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), el Frente Popular, la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin) y del Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicos del Ecuador (Feine).

Publicidad

Sin embargo, estas agrupaciones no fueron invitadas a la cita de mañana, de acuerdo con el documento oficial que extendió el primer mandatario, en la que se menciona solo a Leonidas Iza, como presidente de la Conaie.

Todas estas organizaciones tienen un frente en común: que el jefe de Estado retroceda en su decisión de disponer el último incremento de los precios de los combustibles en $ 2,55 el galón de la gasolina extra y $ 1,90 el del diésel.

La exigencia -por la que convocaron a movilizaciones el pasado 26 de octubre- es que se rebaje y se congelen los precios en $ 2 el galón de gasolina extra y $ 1,50 el del diésel.

El presidente del Frente Popular, Nelson Erazo, explicó ayer que después de una reunión entre varios dirigentes se resolvió remitir un nuevo oficio a la Presidencia de la República, dirigido a Guillermo Lasso, para que considere invitarlos a todos.

Publicidad

“Determinamos la predisposición a asistir a la convocatoria del Gobierno, pero esta no puede ser solo para la Conaie, sino que debe ser a todos los sectores que somos parte del colectivo unitario y que hemos expresado nuestros desacuerdos con las políticas gubernamentales”, afirmó Erazo.

Agregó que en las próximas horas esperarán una respuesta del régimen para definir las acciones que seguirán. Aunque “la base social de las organizaciones están declaradas en asamblea permanente, estamos atentos a lo que pueda suceder con el diálogo y si no hay respuestas positivas, se retomará lo que deberían ser las acciones de protesta. El Gobierno tiene la posibilidad de resolver los problemas, o que el escenario de conflictividad pueda seguir en nuestro país”, advirtió el dirigente.

Conaie: ‘La vinculación de Guillermo Lasso Mendoza con paraísos fiscales tiene consecuencias graves’

Eustaquio Tuala, presidente de la Feine, tuvo un criterio similar, para que la administración de Lasso invite al colectivo del Parlamento de los Pueblos, porque cree que reunirse con cada una es una “pérdida de tiempo”.

“Nuestra recomendación es que invite a todo el colectivo, porque tenemos un mismo objetivo (los precios de los combustibles). De nuestra parte, el diálogo es la solución, no hay provocación y menos (se busca) la paralización del país”, sostuvo.

Publicidad

Tuala precisó que si bien son parte del conglomerado del Parlamento, la Feine tiene su estructura y autonomía. “No podemos ser hijos de la Conaie porque tenemos nuestra propia estructura, el Gobierno debe tener ese mapa social. Es decir, no puede ser que el Gobierno invita a la Conaie y la Conaie nos invita a nosotros. Tiene que invitar a todos. Debe ser muy práctico y estratégico porque es un punto el que pedimos y se puede encaminar la solución, y así no se pierda el tiempo convocando a más organizaciones cada día”, reiteró Tuala.

Desde el lado del gremio sindical del FUT hay una posición distinta, para que se los invite directamente.

El presidente del Frente, Ángel Sánchez, reiteró que su organización no es parte de la invitación, sino la Conaie y que cuando se los invite a ellos, asistirán. “Creemos que el diálogo es la única salida para encontrar soluciones en conjunto que permitan avanzar en superar los problemas. Es necesario que invite al FUT”, aclaró.

La Conaie, en caso de que asista a esta reunión, tiene una agenda de seis puntos encabezada por la disminución de los costos de los combustibles y que derogue los decretos ejecutivos que liberan los precios por sistemas de bandas; la moratoria, renegociación de las deudas y reducción de las tasas de interés del sistema financiero; garantizar los precios de los productos campesinos; políticas públicas con el movimiento indígena y sectores sociales para la generación de empleo; moratoria a la ampliación de la frontera extractiva petrolera y minera.

Publicidad

Y, la plena garantía de cumplimiento y vigencia de los derechos colectivos.

Como parte de este diálogo, la Conaie dispuso a las estructuras de base activar mecanismos de “vigilia” en su derecho a la resistencia y movilización para el 10 de noviembre, pues esperan “respuestas reales y oportunas”.

Justamente, el miércoles la Unión Nacional de Educadores (UNE), estudiantes universitarios y secundarios se plegarán a una jornada de protesta, que implicarán plantones y caminatas, para exigir al régimen que se cumpla con la asignación de presupuesto para las universidades y la educación básica en el Presupuesto General del Estado.

Además se exigirá el pago del 40 % y de la deuda que mantiene el Estado con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), anunció Nelson Erazo, presidente del Frente Popular. (I)