La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión (RELE) emitieron un mensaje en conjunto ante la situación que se vive en Ecuador en el ámbito de las protestas sociales.

Desde el 13 de junio, en el país se vive una jornada de protestas donde se han agudizado los episodios violentos entre uniformados y manifestantes, especialmente en Quito.

Ambos organismos advirtieron la agudización de tensiones sociales y la CIDH pidió que se realicen los esfuerzos necesarios “para que se adelante un proceso de diálogo efectivo, inclusivo e intercultural, atendiendo las demandas de grupos que históricamente han estado en situación de vulnerabilidad y con pleno respeto a los derechos humanos”.

La agenda de diez puntos que reivindica el movimiento indígena se marginó para ahora viabilizar la destitución de Guillermo Lasso

En el comunicado se menciona que la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) tiene demandas a la atención a derechos económicos, sociales, culturales, y ambientales, así como reclamos ante el aumento del costo de vida, de los precios de los combustibles, entre otros. También señala que las organizaciones han denunciado la ausencia de mecanismos de diálogos para esas demandas.

Publicidad

Se recordó que el Gobierno declaró el estado de excepción y alertó que estas disposiciones se realice cuando constituya la única forma de hacer frente a una determinada una situación y no generar una mayor afectación.

La CIDH expresó su preocupación por información de la Defensoría del Pueblo que detalló seis fallecidos en el contexto de las protestas y que otras fuentes le han indicado al menos 166 manifestantes heridos y 120 agentes policiales también con heridas. También mencionaron que las organizaciones de la sociedad civil han expresado su preocupación por detención de dirigentes sociales y posibles casos de abuso de la fuerza policial. Ambos organismos también mencionaron al menos 86 hechos graves de violencia contra la prensa.

Guillermo Lasso anuncia que la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas actuarán con los medios necesarios para defender el orden público y la democracia

Añadieron que también han tomado nota de distintos actos de violencia en contra de agentes y bienes públicos.

“La CIDH y su RELE condena toda violación de derechos humanos cometidas en el marco de la protesta social y urgen al Estado a esclarecer las circunstancias de los fallecimientos con la debida diligencia”, se añadió.

Publicidad

Sobre las agresiones a la prensa, la CIDH y RELE destacaron la importancia de esta para el reporte de posibles violaciones de derechos humanos y que la falta de acceso a la información dificulta la compresión social del entorno.

Para los organismos, el hecho de que algunos grupos ejerzan la violencia no vuelve ilegítima toda la protesta ni permite a las autoridades públicas criminalizar en forma generalizada. Recordaron que el rol de las fuerzas de seguridad es fundamental en garantizar la seguridad de quienes manifiestan.

Movimiento indígena instala su asamblea popular con el grito ‘fuera, Lasso, fuera’

Destacaron la importancia del diálogo y valoraron los distintos llamados para concretar una mesa de diálogo aunque la Comisión lamenta que ninguna iniciativa se haya concretado de manera efectiva. Llamaron al Estado a adoptar medidas para prevenir cualquier abuso por parte de sus agentes.

Reiteraron sus compromisos de cooperación con Ecuador y su disposición para realizar una visita de trabajo y dar seguimiento a la situación de derechos humanos. (I)