El anuncio del ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, de iniciar el proceso de chatarrización de diez mil fusiles AK-47 que fueron donados por China a Ecuador, en el 2016, provocó un remezón entre los dos Gobiernos que busca ser solventado por la Cancillería a través del diálogo.

Esta tarde, en un comunicado emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador, agradeció “la buena voluntad de la República Popular China en todas sus manifestaciones de ayuda a nuestro país” y propuso “entablar un diálogo entre ambos Gobiernos de tal manera que se tome una decisión de mutuo acuerdo en torno al destino de dicho armamento”.

Ministerio de Defensa anuncia proceso de venta directa de helicópteros Dhruv y chatarrización de fusiles chinos

En abril, Jarrín declaró que este armamento sería chatarrizado porque, entre otros defectos técnicos, solo servían para ser manejados por zurdos. El ministro reiteró esta intención la semana pasada, mientras hacía una entrega de lanchas en la Amazonía.

Sin embargo, otras versiones determinaron que sí podrían ser utilizados.

Fusiles AK-47 donados por China podrían ser adaptados para su uso en FF. AA., según estudio

Y luego, el agregado de Defensa de la Embajada de China en Ecuador, coronel superior Tu Fachao, dijo estar sorprendido por el anuncio de la chatarrización de los fusiles.

Agregado de Defensa de la Embajada china dijo estar sorprendido por el anuncio de la chatarrización de los fusiles

“Ha sido una sorpresa el anuncio de la chatarrización, nunca nos han presentado una queja sobre los fusiles, y creo que entre países amigos se pudo haber hecho de otra manera”, dijo Tu. (I)