El desplazamiento de siete asambleístas ecuatorianos a Moscú, capital de Rusia, durante el periodo de vacancia legislativa, fue financiado por el presidente del Grupo Interparlamentario de Amistad entre la República de Ecuador y la Federación de Rusia, Daniel Noboa (EU).

Al Estado no le costó un centavo el desplazamiento programado por este grupo de asambleístas que conforman el Grupo de Amistad entre los dos países, que se integró el 13 de enero de 2022. La aclaración la hizo el asambleísta socialcristiano Jorge Abedrabbo, quien integra esa mesa.

El Grupo Interparlamentario lo conforman los siguientes legisladores: Daniel Noboa, quien preside y solicitó su conformación, Marcela Holguín, Pamela Aguirre y Johanna Ortiz (UNES), Vanessa Freire (BAN), Johanna Moreira (ID) y Jorge Abedrabbo (PSC).

Publicidad

Johanna Ortiz (UNES) comentó que el desplazamiento a Rusia era parte de una agenda que tenía el Grupo Interparlamentario desde que este se conformó, pues había una decisión aprobada para establecer un intercambio entre ambos Parlamentos, y esta vez coincidió con el receso legislativo. La planificación fue elaborada por el presidente del grupo, Daniel Noboa.

Reuniones

Una de las reuniones que mantuvo el Grupo Interparlamentario de Amistad entre Ecuador y Rusia, en septiembre pasado. Foto tomada de redes sociales de asambleísta Marcela Holguín (UNES).

El viaje a Rusia se efectuó en la semana del 14 de septiembre. Los asambleístas cumplieron una agenda con sus similares rusos y además se reunieron con estudiantes universitarios ecuatorianos. Se registró una reunión con el vicepresidente del Consejo Federativo de Rusia, en la que trataron temas de cooperación interparlamentaria e intercambio de experiencias legislativas.

Ortiz justifica el desplazamiento al señalar que Ecuador es el tercer socio comercial en Latinoamérica de Rusia, pues en la balanza comercial Rusia importa banano y flores; además, en ese país existen estudiantes ecuatorianos a quienes prometieron fiscalizar al Senescyt, para que responda a los requerimientos de los universitarios respecto a reconocimiento de títulos, becas y acciones de supervivencia.

La idea de este viaje, añadió Ortiz, es mantener un intercambio interparlamentario para compartir experiencias en temas relacionados con comercio y cultura. Se dejó abierta la invitación a los pares de Rusia para que visiten Ecuador para la firma del acuerdo de trabajo interparlamentario.

Publicidad

Durante la estancia de la delegación ecuatoriana, según la legisladora de Loja, no se abordó el tema del conflicto bélico de Rusia y Ucrania; tampoco se hizo algún pronunciamiento por temas de soberanía de los dos países.

La asambleísta de UNES aclaró que para la comisión de servicios no hubo pago de viáticos ni compra de pasajes aéreos de parte de la Asamblea Nacional: no representó ningún desembolso para el Parlamento.

Jorge Abedrabbo (PSC) reveló que el viaje no fue financiado por el Gobierno ruso ni por la Asamblea Nacional, sino por el presidente del Grupo Interparlamentario, Daniel Noboa, preocupado por la relación comercial entre ambos países.

Señaló que lo importante de este desplazamiento a Moscú es saber que las relaciones comerciales de Ecuador con Rusia se mantienen, y que nunca estarán “a favor de una guerra”.

Publicidad

El país tiene que entender que el 30 % del banano que importa Rusia del Ecuador proviene de la provincia de El Oro, y además un 30 % de las flores ecuatorianas las compra Rusia.

Abedrabbo dijo que la misma cancillería ecuatoriana informó al Grupo Interparlamentario que las relaciones comerciales con Rusia se mantienen, por lo que dijo que sorprenden los comentarios del ministro de Relaciones Exteriores, Juan Carlos Holguín, que advierte que los asambleístas que viajaron a Rusia, en medio de un conflicto bélico con Ucrania, podrían ser sancionados.

Lo que debe preocuparle al Gobierno son los más de 2.000 estudiantes universitarios que permanecen en Rusia y que ni siquiera pueden ocupar una tarjeta de crédito, y que tienen que buscar la forma de sobrevivir en función de las condiciones en que están, con muchas restricciones económicas.

Aclaró que la labor que cumplieron en ese país fue fortalecer las relaciones de amistad con sus similares rusos, y que no es labor de los asambleístas pronunciarse sobre un conflicto bélico. (I)