Para los comicios seccionales de 2023, que se desarrollarán el 5 de febrero, 206 alcaldes en funciones pueden postularse a la reelección, es decir, el 93 % del total de las 221 alcaldías a nivel nacional. De los 25 cantones que tiene Guayas, los alcaldes de 15 de ellos serían los que buscarán un segundo periodo en el cargo.

La mayoría lo hará por la misma organización política que los llevó al poder la primera vez, aunque también existen al menos cinco casos de funcionarios que cambiarán de partido.

Entre ellos está Marvin Salas, alcalde de Nobol, que en el 2019 llegó al cargo por la alianza Centro Democrático-Ecuatoriano Unido-Alianza PAIS (1-4-35). En estas nuevas elecciones buscará la reelección por la Revolución Ciudadana (RC), lista 5.

Salas comenta que en ese momento se dio esa coalición entre los tres movimientos, y que las listas 1 y 4 pusieron candidatos a concejales y la lista 35 puso los candidatos a alcaldes, algo que ocurrió en varios cantones a nivel nacional.

Publicidad

La autoridad dice que el cariño de la gente y continuar con su plan de trabajo para seguir mejorando Nobol son las razones que lo motivan a repetir la postulación.

“En cuatro años, vivimos dos de pandemia, recortes presupuestarios, atrasos de asignaciones. Por decreto, los 221 municipios tuvimos que parar las contrataciones (...). Estuvimos atados de pies y manos, pero el apoyo de la gente sigue ahí”, destaca.

Salas cuenta que en su administración se destacan obras viales emblemáticas y deportivas, así como el fortalecimiento de la obra social con énfasis en atención de grupos vulnerables.

Marvin Salas, alcalde de Nobol. En 2019 llegó al cargo por la alianza Centro Democrático-Ecuatoriano Unido-Alianza PAIS (1-4-35); buscará la reelección por la Revolución Ciudadana (RC), lista 5. Foto: CORTESÍA

Otro caso de alcaldes que cambiarán de partido es el de Luiggi Rivera, alcalde de Naranjal, que en 2019 llegó por Juntos Podemos, lista 33, y ahora terciará, al igual que Salas, por RC.

Publicidad

Rivera cuenta que recibió la propuesta de RC ante la desaparición de su anterior movimiento, pero destaca que siguió respetando su ideología de izquierda.

“En la política nos hacemos amigos; la política en el camino nos enseña a madurar (...). Fui betunero, lustrador de botas en el Municipio; vengo de una familia humilde, y siempre mi tendencia ha sido de izquierda y revolucionaria. Cuando ingresé con Podemos, un partido nuevo, lo hice porque precisamente era de centroizquierda. Ahora desapareció, y nuestro eterno presidente Rafael Correa me abrió las puertas, y por qué no representarlo orgullosamente para captar la mayor parte de alcaldías”, contó.

Su decisión para ir tras la reelección radica en “seguir la posta” de los ideales del progreso del correísmo y dejar un legado en su ciudad. A futuro espera llegar a ser el primer prefecto montubio que tenga la provincia.

Menciona que el pueblo, a través de los comités de reelección que se han formado, es quien le ha pedido que se vuelva a candidatizar.

Publicidad

Destaca que el cariño de la gente se debe en parte a su gestión durante la pandemia de COVID-19, en la que asegura que estuvo cerca de sus ciudadanos, “personalmente fumigando” y participando en acciones para controlar la crisis sanitaria.

En cuanto a obras de infraestructura, Rivera, exmilitar, subraya que en Naranjal, pese a todas las limitaciones presupuestarias que enfrentaron los Gobiernos locales, las obras no han parado y algunas han apostado por el desarrollo sostenible.

“Hemos hecho un cambio en toda la estructura orgánica funcional del GAD municipal (...). Acabamos con la corrupción: en Naranjal no hay un solo caso. Es una obra que no se ve, pero se siente. Tenemos reservas para un año”, cuenta, y agrega que su administración ha sido reconocida internacionalmente.

Dany Mite, alcalde de Playas, enfrentó los mismos desafíos que Salas y Rivera, lo cual lo impulsa a buscar la reelección y así dar continuidad a sus obras, de las que hasta ahora ha cumplido —afirma— cerca del 85 % de lo que prometió en su plan de trabajo.

Publicidad

“Al haber ejecutado este porcentaje, creo que debo poder culminarlo. En 2019, ingresamos en mayo y estuvimos siete meses solo en preparación; y luego, sumado el COVID-19, solo es un año que hemos tenido para trabajar; hemos perdido mucho tiempo”, lamenta.

A diferencia de los anteriores, Mite buscará la reelección por el mismo movimiento con el que llegó la primera vez: el oficialista Creando Oportunidades (CREO).

El alcalde de Playas no considera correcto el cambiarse de partido, y dice que evidencia la falta de ideologías políticas que pueden llegar a tener los políticos y gobernantes.

“El tener una ideología política no debe perderse, y en este momentos esto es producto de la debacle que sufre la política. Y por esos cambios de camiseta la ciudadanía ha perdido toda credibilidad en todos los políticos”, dice.

Dany Mite, alcalde de Playas, llegó al cargo en 2019 con apoyo del movimiento CREO. Foto: CORTESÍA

En la provincia, la mayoría de alcaldes buscará reelegirse con el apoyo del Partido Social Cristiano (PSC). Pero al menos tres de ellos llegaron por otros partidos. Este es el caso de Gregorio Rodríguez, alcalde de Bucay, que ganó con Democracia Sí; y Luis Castro, alcalde de Palestina, y Rodolfo Cantos, alcalde de El Empalme, que terciaron por CREO en el 2019.

Otros nueve alcaldes que buscarán la reelección por el PSC son Cynthia Viteri, en Guayaquil; Juan José Yúnez, de Samborondón; Álex Zambrano, de Balzar; Wilson Cañizares, de Daule; Xavier Gómez, de Pedro Carbo; Elvis Espinoza, de Lomas de Sargentillo; Kléber Falcón, de Yaguachi; Jonathan Molina, de Balao; y Pedro Orellana, de Marcelino Maridueña.

Asimismo, en Guayas hay alcaldes que no pueden buscar la reelección por ser este su segundo periodo en el cargo. Este es el caso de Dalton Narváez, en Durán; Francisco Asán, en Milagro; Edson Alvarado, en Santa Lucía; y Máximo Betancourth, en Naranjito.

Esta prohibición está establecida en el segundo inciso del artículo 93 del Código de la Democracia, que dispone que los dignatarios de elección popular pueden reelegirse por una sola vez, consecutiva o no, para el mismo cargo. Los que se postulen para uno diferente deberán renunciar al que desempeñan antes de presentar la solicitud de su candidatura. Los que opten por la reelección inmediata al mismo cargo deberán hacer uso de su licencia sin remuneración desde el inicio de la campaña electoral. (I)