Virginia Gómez de la Torre, directora de la Fundación Desafío, exmilitante de la Coalición Nacional de Mujeres y una de las accionantes en la demanda de inconstitucionalidad para viabilizar la legalización del aborto por violación, se pronuncia tras el fallo favorable de la Corte Constitucional a su demanda.

¿Cómo recibe el fallo de la Corte Constitucional respecto a la inconstitucionalidad de los artículos del Código Orgánico Integral Penal que no daban paso al aborto por violación?

Con alegría y tranquilidad, por fin las mujeres tienen una respuesta del Estado, las niñas tienen una respuesta del Estado cuando no quieren continuar un embarazo producto de un crimen, es realmente un alivio saber que las mujeres ahora pueden decidir. Que la justicia y libertad reproductiva empieza a tener forma en este país. Todavía no es completa, porque esto es una cuestión básica, pero es un avance simbólico enorme.

¿Se entiende que no solo regirá para niñas, sino para mujeres de cualquier edad que sean violadas?

Publicidad

Por supuesto, eso hubiera sido discriminatorio, no solo violan a las niñas, violan desde las recién nacidas hasta las mujeres ancianas. En este país tenemos cinco millones de mujeres en edad fértil potencialmente posibles de ser violadas y embarazadas (...), en esa cifra no están las niñas menores de 14 años, el universo de mujeres embarazadas es incluso mayor.

¿Se abre la posibilidad para que esto también se pueda aplicar para otros casos de aborto, no solo aborto por violación?

No es así. En Ecuador hay dos causales para abortar, la una es para prevenir un peligro para la salud o la vida de la mujer embarazada (...) y en caso de violación a una mujer que padezca incapacidad mental, que es lo que se ha declarado inconstitucional, ahora para las mujeres violadas, la Corte ha dicho que con una denuncia o declaración juramentada, en estas dos cosas no estamos de acuerdo.

¿Por qué no están de acuerdo con la denuncia o declaración juramentada como vías para poder abortar por violación?

Porque eso obstaculiza el ejercicio del derecho, no todas las mujeres tienen capacidad económica para pagar un abogado, la declaración juramentada cuesta $ 100. Muchas mujeres tienen miedo de hacer una denuncia (...) o no quieren denunciar, lo que quieren es deshacerse de ese embarazo.

¿Cómo debería ser entonces el proceso?

Publicidad

Debería ser como se hace en otros países (...), la mujer da su testimonio que consta en su historia clínica, que se convierte en un documento legal, y se procede al aborto.

¿Cómo están las estadísticas de niñas embarazadas?

En el 2020 se embarazaron 3.400 niñas menores de 14 años; en el 2019, 4.000 y un poco más (...), entre 150 y 180.000 adolescentes se embarazan cada año, un tercio de ellas se embaraza en el marco de una violencia sexual. Pero que 3.392 niñas se embaracen al año, eso es brutal, no es cualquier cifra.

¿Qué opina del papel de la Asamblea en los dos últimos periodos legislativos respecto de este tema? Hubo un momento en que tres asambleístas fueron censuradas por defender esta causa, en el gobierno de Rafael Correa.

El perfil de la composición de la Asamblea siempre deja mucho que desear, salvo honrosas excepciones (...), los intereses personales, los objetivos políticos han primado. En la Asamblea del 2013 lo que primó es el hiperpresidencialismo que todavía vivimos, con un presidente (Rafael Correa) que dijo: Yo veto esto, por sobre mi cadáver, yo renuncio (...). Igual que vetó el presidente Lenín Moreno el Código de Salud, que tenía artículos que blindaban el ejercicio de derechos de las mujeres.

En este marco del hiperpresidencialismo, ¿qué opina sobre el pronunciamiento del presidente electo, Guillermo Lasso, sobre el fallo de la Corte, al señalar que es un demócrata y respeta la decisión?

Es lo que tenía que hacer el presidente electo (...), yo felicité porque sabiendo su posición y creencia, y conociendo cómo la esposa ha posteado tuits en contra de este dictamen, que haya sacado este comunicado y lo haya suscrito, demuestra que tiene intenciones de respetar el Estado laico y las decisiones en el marco jurídico, eso es un montón, en un presidente que tradicionalmente se le ve ligado al Opus Dei y a las élites del conservadurismo (...), me parece digno de aplauso.

Si bien el fallo de la Corte es de última instancia, ¿qué se debe hacer en el ámbito legislativo?

El dictamen es de cumplimiento inmediato, más allá de que las reformas que están pidiendo se las hagan, ordena la reforma a los artículos, ordena que se elabore una ley para la interrupción legal del embarazo en caso de violación, también ordena no revictimizar a nadie...

Ordena dos meses para la elaboración de esta ley y seis meses para que la Asamblea apruebe. ¿No es demasiado tiempo?

Me parece bien (el tiempo), porque la Corte no está diciendo que, apenas elaboren la ley y apruebe la Asamblea, se cumpla; está diciendo que, más allá de eso, es de cumplimiento inmediato. (I)