Este jueves la nueva presidenta de Honduras, Xiomara Castro, del Partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda), arrancó su discurso de investidura destacando que es la primera mujer mandataria en toda la historia del país centroamericano, un “hecho histórico”.

“La Presidencia de la República nunca ha sido asumida por una mujer en Honduras. Han tenido que pasar 200 años desde que se proclamó nuestra independencia”, dijo Castro entre los vítores de los asistentes a su toma de posesión, en el Estadio Nacional de Tegucigalpa.

Castro destacó que están “rompiendo cadenas y tradiciones”, ya que es un “hecho histórico” que una mujer asuma la Presidencia de Honduras.

Durante su discurso, la mandataria aludió a la alta tasa de pobreza del país centroamericano —alrededor del 70 %—, la corrupción y la falta de transparencia de los Gobiernos anteriores.

Publicidad

"Este día histórico informaré a la nación y a nivel internacional sobre las cifras reales, no maquilladas, de lo que estoy recibiendo, sobre la tragedia social y económica que enfrenta Honduras", declaró Castro.

Añadió que tiene una “propuesta de refundación del Estado socialista y democrático”: “(Honduras) ha sido hundida en los últimos doce años y lo recibo en bancarrota”.

“Mi Gobierno no continuará la vorágine de saqueo que ha condenado a las generaciones de jóvenes a pagar la deuda que contrajeron a sus espaldas. Debemos arrancar de raíz la corrupción de los doce años de dictadura”, clamó la presidenta.

“La refundación de Honduras comienza por el restablecimiento al respeto del ser humano, la inviolabilidad de la vida, la seguridad de los ciudadanos, no más escuadrones de la muerte, no más silencio ante los feminicidios, nos más sicariato, no más narcotráfico ni crimen organizado”, subrayó Castro.

Publicidad

La presidenta electa Xiomara Castro (c) juramenta como nueva presidenta de Honduras hoy, en el Estadio Nacional Tiburcio Varias Andino, en Tegucigalpa (Honduras). Foto: EFE
La presidenta electa Xiomara Castro (izq.) llega, junto con su esposo y expresidente, Manuel Zelaya, al Estadio Nacional Tiburcio Varias Andino para jurar como nueva presidenta en Tegucigalpa (Honduras). Foto: EFE

Por ello, el país tiene el “derecho” de refundarse “sobre valores soberanos”, agregó.

Castro asumió como presidenta de Honduras tras ganar con una abrumadora mayoría —más del 50 % de los votos (1,7 millones)— las elecciones del pasado 28 de noviembre.

La presidenta de Honduras ha estado rodeada, durante su investidura, de líderes de izquierda latinoamericanos, a pesar de la ausencia de varios mandatarios regionales, y cuenta con el apoyo de Estados Unidos y la comunidad internacional.

Castro hace historia este jueves siendo la primera presidenta, pasando de ser primera dama con su marido, el expresidente Manuel Zelaya —derrocado en 2009 por un golpe de Estado—, a mandataria, y poniendo fin a más de un siglo de bipartidismo, entre los conservadores partidos Liberal y Nacional. (I)