La crisis en Venezuela sigue dando titulares esta semana por eventos como las acciones legales del régimen de Nicolás Maduro contra el líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por decenas de países, pero sin poder interno, mientras las partes tratan de negociar en México. Así como por la situación legal de dos personas fuertes del chavismo en el extranjero.

El fiscal del régimen, Tarek William Saab, anunció el martes que se investiga a Guaidó por usurpación de funciones, traición a la patria, conspiración, hurto calificado de activos y asociación para delinquir, en relación con la empresa Monómeros.

El opositor respondió en Twitter: “Los activos venezolanos desde 2019 están y seguirán protegidos para que la dictadura no siga saqueándolos, como pasó recientemente con la venta irregular de la refinería venezolana en (República) Dominicana. ¿Este personaje se enteró hoy y fabricó la décima acusación falsa en mi contra?”.

En tanto, la oposición venezolana mostró este miércoles su voluntad de “continuar la lucha” de manera “urgente” por el “rescate” de la democracia en el país y lograr un acuerdo en el diálogo iniciado en México con el Gobierno.

Publicidad

“Hoy, Día Internacional de la Democracia, cada vez es más urgente continuar la lucha por su rescate, en unidad”, escribió en su cuenta de Twitter la exdiputada opositora Olivia Lozano, un mensaje replicado posteriormente en un comunicado del antichavismo.

A su juicio y “para recuperar” la democracia, “la dictadura” de Maduro “se debe enfrentar desde todos los ámbitos” en los que sea posible, recoge EFE.

“Para eso es necesario no perder el foco, continuar con la legítima protesta por los derechos ciudadanos y sumarse al acuerdo” que promueve Guaidó en México.

El Gobierno de Venezuela y la oposición comenzaron el pasado 13 de agosto una negociación que tiene su sede en México y contará con una nueva ronda, la tercera hasta el momento, entre el 24 y 27 de septiembre.

Lozano también pidió “dejar a un lado los intereses personales y mezquinos”, así como “postergar los intereses partidistas”.

La oposición venezolana ha mostrado diferencias acerca de su participación en las elecciones locales y regionales del próximo 21 de noviembre.

Publicidad

El dos veces candidato presidencial Henrique Capriles se ha mostrado abierto a participar, mientras que Guaidó ha mostrado sus reservas si bien los opositores más cercanos a él anunciaron que se presentarán a los comicios.

Chavistas detenidos en el extranjero

Mientras tanto, uno de los puntos más polémicos del diálogo en México fue la incorporación el martes pasado por parte del régimen de Álex Saab -presunto testaferro de Maduro preso en Cabo Verde- a la mesa de negociación, ya que respondería a una “estrategia de defensa” ante el proceso judicial en el que EE. UU. lo reclama para someterlo a juicio, según la oposición, que pese a esto planea seguir con las conversaciones.

El oficialismo quiere que Saab se incorpore “como delegado pleno ante la mesa social que fue aprobada en el acuerdo parcial de atención al pueblo de Venezuela” que fue firmado tras el fin del segundo ciclo de negociación.

Los abogados de Saab anunciaron ayer que pedirán aclaraciones al Tribunal Constitucional (TC) de Cabo Verde -donde está detenido a petición de EE. UU., que lo reclama por supuesto blanqueo de dinero- después de que la semana pasada respaldara la constitucionalidad de su extradición, que Venezuela pretende evitar.

En Europa, la Justicia española dejó el pasado martes en suspenso la extradición de Hugo Armando Carvajal Barrios, conocido como el Pollo Carvajal, exgeneral chavista detenido en Madrid la semana pasada y considerado el fugitivo más buscado de Estados Unidos por tráfico de drogas, hasta que el Ministerio español del Interior resuelva su solicitud de asilo.

El exgeneral chavista ingresó el viernes pasado en una prisión madrileña tras ser detenido un día antes en una vivienda de la capital, donde estaba escondido, un domicilio que cambiaba cada tres meses durante los casi dos años que ha estado fugado, de los que solo salía por la noche a sus terrazas.

Carvajal, que se había sometido a operaciones de cirugía estética, fue jefe de Contrainteligencia Militar de Venezuela en los gobiernos de Hugo Chávez y del actual presidente Nicolás Maduro.

EE. UU. le acusa de narcotráfico, blanqueo de capitales y colaboración con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para introducir drogas en territorio estadounidense. (I)