La crisis en Venezuela existe desde hace varios años y este octubre ha tenido un pico de atención por la extradición de Álex Saab y el posible mismo destino de Hugo Carvajal, dos figuras claves para el chavismo. También se espera ver qué pasará con Claudia Díaz, una exenfermera de Hugo Chávez, que será enviada a Estados Unidos desde España.

En el caso de Saab, se encuentra en Miami desde que fue extraditado desde Cabo Verde. Mientras que Carvajal está detenido en España, tratando de evitar que lo envíen a Estados Unidos, país que ya ha pedido su extradición oficialmente por narcotráfico.

El arribo de Saab, acusado de lavado de activos —por cientos de millones— y conspiración, ha causado el enojo del régimen de Nicolás Maduro, quien incluso ha dicho que con esto se suspendía el diálogo con la oposición en México. Esto, luego que para tratar de evitar la extradición el Gobierno lo había justamente nombrado como uno de sus representantes en la cita pese a estar detenido en Cabo Verde.

Sin embargo, Ned Price, portavoz del Departamento de Estado de EE. UU., argumentó que el pedido de extradición y las acusaciones sobre Saab preceden de mucho antes de que empiecen los diálogos, y que la acción tomada por su país no tiene ninguna relación con estas conversaciones, reseña La Voz de América.

Publicidad

“Después evaluaremos qué va a pasar con esos diálogos, después evaluaremos. Por ahora, estamos indignados y protestando y enfrentando la injusticia, después veremos”, dijo Maduro durante un acto de su partido transmitido parcialmente por el canal estatal Venezolana de Televisión (VTV), recoge EFE.

Saab ya fue llevado a su primera audiencia el lunes en la tarde. Además es señalado no solo por EE.UU., sino por otros países, incluido Colombia, de ser uno de los supuestos principales testaferros de distintos entramados de corrupción dentro del Gobierno venezolano —incluso de Maduro—, recuerda BBC.

Se espera por saber qué dirá el empresario en su juicio. Aunque el diario venezolano El Nacional indica que su esposa, la italiana Camila Fabri, está en Venezuela y ha mostrado una carta atribuida a Saab en la que dice que no va a colaborar con Estados Unidos a pesar de las presiones. El hecho de que Fabri esté en Caracas es algo que podría dificultar un posible arreglo entre las autoridades estadounidenses y Saab.

Camila Fabbri, esposa de Alex Saab, el domingo, durante una concentración de apoyo al empresario colombo-venezolano, en Caracas. Foto: EFE

En tanto, en Madrid, Hugo el Pollo Carvajal trata de mostrar a la justicia española que su estadía y no extradición podría ayudar en algunos casos. Además de contar la supuesta relación financiera entre el chavismo y políticos de Iberoamérica.

“Mientras fui director de Inteligencia y Contrainteligencia Militar de Venezuela, recibí una gran cantidad de reportes señalando que este financiamiento internacional estaba ocurriendo. Ejemplos concretos son Néstor Kirchner en Argentina, Evo Morales en Bolivia, Lula Da Silva en Brasil, Fernando Lugo en Paraguay, Ollanta Humala en Perú, Zelaya en Honduras, Gustavo Petro en Colombia, Movimiento Cinco Estrellas en Italia y Podemos en España. Todos estos fueron reseñados como receptores de dinero enviado por el Gobierno venezolano”, dijo Carvajal, según una publicación del portal español OK Diario.

Carvajal volverá a declarar ante la justicia de España el 27 de octubre, como testigo, tras aportar documentación sobre presuntos pagos de Venezuela que implicarían a exdirigentes de la formación de izquierdas española Podemos.

Publicidad

Durante el tiempo que lleva detenido, Carvajal ha ido aportando documentación al juez sobre supuestas irregularidades en pagos realizados por la petrolera venezolana PDVSA, algunos de ellos, presuntamente, a exdirigentes de Podemos, como Juan Carlos Monedero, según EFE.

El exgeneral venezolano Hugo Armando Carvajal. Foto: EFE

Mientras, Claudia Díaz espera su extradición desde España a Estados Unidos, aprobada la semana pasada, para enfrentar un proceso por blanqueo de capitales y organización criminal.

Díaz no fue solo enfermera del fallecido presidente Chávez, sino que también llegó a ser tesorera del gobierno, cargo en el que participo en un supuesto esquema de cambio de divisas que le generó ganancias millonarias.

BBC recuerda que Díaz era militar y en 2001 se unió a la seguridad de Chávez y en 2003 pasó a su equipo médico gracias a su título en enfermería. La también abogada pasó en 2011 a la Oficina Nacional del Tesoro, hasta 2013 (fue destituida por Maduro), donde ella y su esposo (un exguardaespaldas de Chávez) habrían recibido 65 millones en sobornos de parte del empresario Raúl Gorrín, en transferencias de Suiza hacia Estados Unidos.

Claudia Díaz Guillén fue enfermera de Hugo Chávez y después ocupó importantes puestos económicos. Foto: EFE

Ella niega las acusaciones y afirma que justamente salió del cargo y del país por las presiones de altos nombres del gobierno tras la muerte de Chávez (2013).

Los casos pueden causar mayores problemas al régimen de Maduro, que debido a la situación económica que pasa permitió el inicio de un diálogo con la oposición bajo la mediación de Noruega y México, pero que también es visto con escepticismo dentro y fuera del país petrolero por episodios similares en el pasado que no tuvieron resultado.

Aunque en el caso de Carvajal ya desde el chavismo lo tildaban de traidor, el régimen siempre ha mantenido el apoyo a Saab, por lo que no se sabe qué podría llegar a decir este en Estados Unidos si así lo quiere. (I)