Qué padre abogado, ingeniero o médico no sueña, alguna vez, con ver a su hijo crecer profesionalmente en la misma carrera. Claro, siempre habrá el que diga que respetará y apoyará lo que este decida para forjar su futuro.

Luis Castillo, en los Estados Unidos, declara sentirse orgulloso cuando tiene a su hijo frente a frente, uniformado como él: como piloto de avión comercial.

Ya próximo a la jubilación, como informó Noticias Univisión, a Luis Castillo la vida lo premió con el regalo de volar a su lado, en la misma cabina. Espera que vuelvan a encontrarse pronto en una aeronave.

Publicidad

“Estaba en una carrera completamente diferente. Por alguna razón, todas mis experiencias siempre terminaron llevándome de vuelta a la aviación de una forma u otra y, finalmente, decidí aceptarlo”, narró Luis Castillo, hijo, a People Chica.

Al asumir el compromiso, recordó que llamó a su padre: “Le pedí su guía en el camino para convertirme en piloto”.

Un vuelo cargado de amor: pasajeros y tripulación de inundan de aplausos un avión al felicitar a niña de 6 años que superó el cáncer

Pilotos de avión en United Airlines

El padre dice que no pensó que su hijo decidiera ser piloto, pero se declara feliz de que el sueño que atesoró en ese momento se hiciera realidad: “Estamos volando juntos”.

Publicidad

“Cuando, finalmente, me dijo que iba a ser piloto me sentí muy orgulloso”. Solo le pidió que si podía hacerlo rápido, antes de que le tocara la jubilación, que debe llegar hacia mayo de 2024.

Según contaron en Univisión, el hijo pudo lograrlo y tras varios trabajos entró en United Airlines.

Publicidad

¿Pánico o esquizofrenia? Una mujer hizo regresar un avión al aeropuerto al negarse a viajar con un “pasajero imaginario”

Me sorprendió gratamente ver que su personalidad laboral y su personalidad cotidiana no son muy diferentes. Siempre ha sido increíblemente agradable, y su amor por el trabajo realmente brilla

Luis Castillo, hijo

El capitán Castillo dice que creció en el este de Los Ángeles, donde creía que era lejana, para un hispano, la posibilidad de trabajar con aeronaves.

“Nunca pensé que yo iba a ser piloto”, responde el progenitor a Univisión.

En redes, Eugeny Díaz les deseó: “Disfruten siempre de su vuelo llegando con felicidad a su destino”.

Luis, con el ejemplo de superación en casa y en la cabina, afirma: “Me siento afortunado de volar con papá”. (I)

Publicidad

Te recomendamos estas noticias