En el norte de Florida, Estados Unidos, un cliente que cenó con su familia en un restaurante de Gainesville demostró su generosidad al dejar una propina de 10.000 dólares a los empleados después de pagar una cuenta de 144 dólares, informaron este lunes medios locales.

El hecho se produjo la semana pasada en el restaurante Wahoo Seafood Grill, cuando un hombre, tras finalizar la cena, se dirigió a los cocineros y camareros del local para agradecerles el esfuerzo realizado en estos duros tiempo de pandemia y su lealtad al negocio.

Luego, el misterioso hombre volvió a su mesa, pagó la factura de 144,66 dólares con su tarjeta de crédito y dijo a los empleados que dividieran la propina entre los diez trabajadores que se encontraban de servicio en el turno de esa noche tranquila, con pocas mesas ocupadas, recogió el diario The Gainesville Sun.

La gran sorpresa se la llevó el camarero que vio que la propina para repartir entre los diez trabajadores ascendía a 10.000 dólares.

Mesera recibió 2020 dólares de propina por un nuevo desafío

Lo primero que hicieron fue llamar de inmediato al propietario de Wahoo, Shawn Shepherd, para alertarle de la gigantesca propina que había dejado un cliente por una factura de 144,66 dólares.

El primer pensamiento que tuvo Shepherd fue de sospecha, de que algo así era imposible o se trataba de un error, por lo que pidió a los camareros que chequearan la identificación del cliente en el reverso de la tarjeta de crédito.

Dejan propina de $1200 a una mesera de Nueva Jersey

Sin embargo, el sistema de punto de venta del restaurante aprobó la transacción, para incredulidad del propietario, quien al día siguiente comprobó que el dinero de la propina seguía en la cuenta bancaria de la compañía.

“Ver a estos muchachos recibir su cheque fue casi tan bueno como la mañana de Navidad”, dijo Shepherd al citado diario. (I)