Millones de habitantes de Kazajistán, Kirguistán y Uzbekistán se quedaron sin electricidad el martes por un apagón masivo en Asia Central que ha paralizado metros y aeropuertos y ha dejado a esquiadores varados en teleféricos.

Todavía no se ha encontrado la causa de la avería que ha provocado el corte eléctrico en estas tres antiguas repúblicas soviéticas donde este tipo de fenómenos son frecuentes a pesar de las inversiones efectuadas en la red energética desde su independencia hace tres décadas.

Gran parte de Almaty, la capital económica de Kazajistán, estaba sin electricidad, al igual que la capital de Uzbekistán, Tashkent.

En Kirguistán, tras varias horas de apagón, las autoridades anunciaron que se restableció la electricidad en todo el país.

Publicidad

El ministerio de Energía de Uzbekistán señaló en un comunicado difundido en Telegram que el apagón fue debido a un accidente en la red de Kazajistán.

“Como resultado de un gran accidente en las redes energéticas de la República de Kazajistán, hubo un apagón en las ciudades de Almaty, Shymkent, Taras, (en la región de) Turkestán y las zonas adyacentes”, indicó el comunicado.

“La red energética uzbeka, que está conectada con la Red Eléctrica Unificada, quedó dañada por un accidente que desencadenó repentinos cambios de voltaje y frecuencia en 530 líneas desde Kazajistán”, añadió.

Kegoc, la empresa kazaja de electricidad, informó de una “sobrecarga eléctrica”, pero tampoco ofreció más precisión sobre la avería.

Publicidad

La peor avería en “una década”

Según la agencia de prensa rusa Ria, el aeropuerto de Almaty continuaba funcionando con normalidad, pero el de Tashkent frenó el despegue de vuelos debido al apagón. Otros aeródromos regionales también se vieron afectados.

En Biskek, la capital de Kirguistán, “el aeropuerto funciona (...) pero no a plena capacidad”, dijeron sus gestores en un comunicado citado por medios locales.

Según estas informaciones, el aeropuerto recurrió a una fuente de electricidad de emergencia y permite el aterrizaje de aeronaves, pero ha suspendido la facturación para algunos vuelos de salida.

Todavía en la capital kirguisa, los medios señalan que la avería interrumpió el funcionamiento de las estaciones de bombeo, lo que está afectando a la distribución de agua.

Publicidad

Y en Tashkent, el metro estaba detenido y el flujo de agua del grifo era escaso, constató un periodista de AFP.

Además, agencias rusas indicaron que en una estación de esquí cercana a esta ciudad unas 80 personas quedaron bloqueadas en los teleféricos y tuvieron que ser rescatadas.

La red energética de Asia Central se ha visto afectada por una severa sequía estival que ha reducido la generación hidroeléctrica de Kirguistán, un importante productor regional.

Por otro lado, el auge en el minado de criptomonedas en esta región, particularmente en Kazajistán tras la prohibición de esta actividad en China, ha aumentado la demanda y provoca tensiones en el suministro.

Publicidad

Según Serguéi Kondratiev, experto del centro ruso de Institute for Energy and Finance, la avería del martes es la más importante en la región “desde al menos una década”.

“La razón principal de estos accidentes es la falta de coordinación de los servicios de repartición”, dijo a la AFP.

Los países de Asia Central tienen un sistema unificado creado en la época soviética para optimizar los costes, explicó. “Pero desde hace 20 años, todos estos países toman decisiones en función de sus intereses”.

Pero “es necesaria la interacción de los servicios de repartición de los tres países, ya que un problema no resuelto en pocos minutos puede provocar una avería”, según este experto. (I)