Fotos tomadas por satélite y analizadas por un portal especializado han revelado actividad en otro conjunto de galerías subterráneas del centro de pruebas nucleares de Corea del Norte, donde, según los expertos, todo está preparado desde hace semanas para realizar un nuevo test atómico.

Imágenes tomadas el 14 de junio muestran “nuevas actividades de construcción en el túnel número 4 (también conocido como portal oeste), lo que apunta con fuerza a la voluntad de volver a habilitarlo para posibles futuras pruebas”, explica el artículo publicado en la web Beyond Parallel y firmado por Joseph S. Bermudez, Victor Cha y Jennifer Jun.

“Se puede ver un nuevo muro de cimentación en construcción y materiales de construcción cerca de la entrada del portal, que fue derrumbado durante el desmantelamiento de 2018″, explica el texto, que hace referencia al derrumbe de las entradas de estos túneles que ejecutó el régimen para mejorar el ambiente de cara a las cumbres mantenidas con Washington.

A su vez, “antiguos almacenes y edificios de apoyo siguen en proceso de renovación, y se están construyendo varios edificios nuevos, un indicador de la nueva rehabilitación de las instalaciones ligadas al túnel 4″, añade.

Publicidad

Estos hallazgos parecen apuntar a que las autoridades norcoreanas estarían habilitando el túnel 4 para llevar a cabo futuros test una vez que se ejecute el que llevan meses preparando en el cercano túnel 3 (también llamado portal sur) y que Seúl y Washington consideran que puede ser inminente.

Los analistas de Beyond Parallel afirman una vez más que “las labores de renovación y preparativos en el túnel número 3, que comenzaron hace aproximadamente cuatro meses, aparentemente ahora están completados para una séptima prueba nuclear” y vuelven a insistir en que el momento para ejecutar el test “está ahora únicamente en manos de Kim Jong-un”.

Ayer mismo un portavoz del Ministerio de Unificación surcoreano (encargado de las relaciones con el Norte) indicó que “Corea del Norte actualmente está preparada para llevar a cabo una prueba nuclear en cualquier momento siempre que el líder Kim Jong-un así lo decida”.

Corea del Norte, que lleva aislada por la pandemia desde 2020, ha ignorado las ofertas para retomar el estancado diálogo y aprobó el año pasado un plan de modernización armamentística que está detrás del número récord de lanzamientos de misiles que ha hecho en 2022 (19) y de los preparativos para la que sería su séptima prueba nuclear, la primera en cinco años.