El Guinness World Record decidió retirar provisoriamente la distinción de perro más longevo de todos los tiempos a Bobi, que murió en octubre en Portugal con más de 31 años, para verificar dudas que surgieron sobre su edad, indicó el martes la organización.

“Decidimos suspender temporalmente los títulos de ‘perro vivo de mayor edad’ y de ‘perro más viejo de todos los tiempos’”, dijo a la AFP un portavoz de Guinness, que certifica récords mundiales.

Bobi murió en octubre en la localidad portuguesa de Conqueiros (centro de Portugal), con 31 años y 165 días, según un comunicado publicado en ese momento por el portal de Guinness World Record, que le había conferido el título de perro más longevo del mundo en febrero de 2023.

Publicidad

“Todas las sospechas son infundadas”, afirmó Leonel Costa, dueño de Bobi, en un comunicado entregado a la AFP, recordando que el procedimiento de verificación “duró casi un año”.

Costa atribuyó los cuestionamientos a “cierta élite del mundo veterinario” que se resiste a aceptar que Bobi siempre comió “alimentos naturales” y no productos caninos.

Bobi era un rafeiro de pura raza, con una esperanza de vida media de 12 a 14 años, que vivía en una casa con muchos gatos.

Publicidad

Bobi y uno de los gatos, Ceguinho, en el 2022. Foto: Guinness World Records

Cuando nació, los niños de la familia lo escondieron para que no fuera sacrificado como los perros nacidos de la misma camada.

Las dudas sobre su edad surgieron por diferencias de color en sus patas, amarillas cuando era un animal joven y las más recientes, según la investigación de una revista.

Publicidad

En las fotos más recientes, las imágenes no parecen mostrar los signos de un perro muy viejo, como “problemas de movilidad” o “masa muscular”, dijo hace un año a la AFP el veterinario Miguel Figueiredo, de la clínica Joao XXI de Lisboa. (I)