Dieciocho años de prisión para el magnate agrícola que construyó una de las empresas más grandes de China.

La sentencia del prominente multimillonario chino Sun Dawu es la más reciente de una serie de sanciones contra jefes corporativos que están efectuando las autoridades del país asiático.

Sun Dawu dirige una enorme empresa agrícola privada en la provincia norteña de Hebei, que construyó junto a su esposa a partir de unos pocos pollos y cerdos en la década de 1980.

Sun, de 67 años, se ha pronunciado en el pasado sobre cuestiones relacionadas con derechos humanos y temas políticamente sensibles en China.

Publicidad

Fue declarado culpable de “provocar peleas y problemas”, un cargo que se utiliza a menudo contra activistas en ese país.

Otros cargos en su contra incluyen la ocupación ilegal de tierras agrícolas, la formación de una multitud para atacar a las agencias estatales y la obstrucción de los trabajadores del gobierno en el desempeño de sus funciones. También fue multado a pagar 3,11 millones de yuanes (US$478.697).

Disputas y críticas

La compañía fundada por Sun se encuentra entre las más grandes de China, con negocios que van desde el procesamiento de carne y alimentos para mascotas, hasta escuelas y hospitales.

El empresario fue detenido el año pasado, según reportes, junto a 20 familiares y socios comerciales, por una disputa de tierras con una granja administrada por el gobierno.

En ese momento dijo que decenas de sus empleados resultaron heridos en un incidente con la policía relacionado con la disputa, según un informe de AFP.

Se dice que Sun es cercano a algunos destacados disidentes políticos chinos y en el pasado ha criticado las políticas rurales del gobierno.

Publicidad

Sun Dawu mostrando una foto de su ganado muerto en su celular, más de un año después de que la peste porcina comenzara a extenderse por todo el país (foto: sept 2019). Foto: Noel Celis/Getty Images

Fue una de las pocas personas que acusó abiertamente al gobierno de Xi Jinping de encubrir un brote de gripe porcina africana, que afectó sus granjas en 2019 y luego devastó gran parte de la industria del país.

También fue condenado a prisión en 2003, por “recaudación de fondos ilegal”, pero el caso fue anulado tras la gran cantidad de apoyo recibido por parte de activistas y del público en general.

“Quiero asumir los cargos”

Según los reportes, Sun negó muchas de las acusaciones en su contra en una audiencia previa al juicio y se describió a sí mismo como “un miembro destacado del Partido Comunista”.

Sin embargo, admitió haber cometido errores, incluida la publicación de ciertos mensajes en internet.

“La forma en que me están investigando ahora está haciendo sufrir a quienes nos rodean y haciendo que quienes nos odian se regocijen. Quiero asumir los cargos contra mí, aunque sean graves, a cambio de la liberación de los demás. Somos personas que han hecho aportes a la sociedad”, dijo el empresario.

Sun Dawu posando en un almacén de piensos en Hebei, en las afueras de Pekín. Foto: Getty Images

China ha estado tomando medidas enérgicas contra empresas y empresarios en el país.

Las principales compañías tecnológicas, incluidas Alibaba, Didi y Tencent, están siendo investigadas por una serie de problemas regulatorios. (I)