La fiscalía general del Estado de Alemania abrió hoy diligencias contra miembros desconocidos de la organización islamista Hamás en relación con el secuestro y asesinato de ciudadanos alemanes durante el ataque del sábado en el sur de Israel.

Los medios alemanes han informado por el momento de una víctima mortal confirmada, la estudiante de 22 años Carolin Bohl, oriunda de Berlín, que visitaba el kibbutz de Nir Oz en compañía de su pareja y cuyos familiares anunciaron su muerte en redes sociales.

Otras dos mujeres, de doble nacionalidad alemana e israelí, permanecen desaparecidas, una de ellas Shani Louk. De acuerdo a su familia, Shani, quien fue exhibida semidesnuda y ensangrentada tras el brutal ataque de Hamás, está viva, pero en estado crítico.

Publicidad

Al parecer, Shani se encuentra ingresada en un hospital de la Franja de Gaza con una grave herida en la cabeza. “Cada minuto es crítico”, ha dicho la madre, de acuerdo a varios medios internacionales, tras pedir ayuda al Gobierno alemán. “Este es realmente mi llamamiento desesperado a todo el país, a Alemania, para que me ayuden a traer a mi Shani de vuelta a casa, sana”.

Horas después de que el video con la imagen de Shani se exhibiera en las redes sociales, Ricarda Louk recibió por correo electrónico una alerta de uso de la tarjeta de crédito que llevaba su hijo. El banco emisor no informó de cargos, pero advirtió del uso de esa tarjeta el domingo por la tarde en una tienda frente al “Hospital Indonesio”, el más importante de Gaza.

El tabloide “Bild” refiere asimismo el caso de Doron Katz-Asher, secuestrada junto a sus dos hijas de tres y cinco años, y la abuela de estos, a quienes el marido reconoció en un video difundido por Hamás

Publicidad

Las autoridades en Berlín no han aportado de momento cifras oficiales sobre el número de ciudadanos alemanes desaparecidos tras el ataque, pero el canciller Olaf Scholz dijo hoy que su Gobierno está trabajando de forma “intensiva” para esclarecer su paradero.

Ines Peterson, portavoz de la Fiscalía con sede en Karlsruhe (sur), dijo a EFE que las investigaciones se basan en los cargos de “integración en una banda terrorista extranjera, toma de rehenes y asesinato”. (I)

Publicidad