Julian Assange ya no es ciudadano ecuatoriano.

Un tribunal administrativo de Quito determinó que el proceso de naturalización que otorgó la ciudadanía al activista australiano estuvo plagado de irregularidades.

Entre algunas de estas irregularidades se mencionó el hecho de que Assange no había vivido en Ecuador y no había pagado impuestos en el país.

El fallo del Tribunal Contencioso Administrativo de Pichincha también apuntó contra los funcionarios ecuatorianos que llevaron a cabo un proceso “indebido e ilegal” para otorgarle la ciudadanía.

Publicidad

Assange se convirtió en ciudadano ecuatoriano en diciembre de 2017 mientras estaba asilado en la embajada de Ecuador en el Reino Unido. La intención en ese momento era convertirlo en diplomático ecuatoriano para encontrar una salida al conflicto con la Justicia británica que buscaba su arresto.

Sin embargo, el intento del gobierno ecuatoriano, representado en ese momento por el presidente Lenín Moreno y la ministra de Relaciones Exteriores María Fernanda Espinosa, no prosperó.

Extradición

Assange continúa en el Reino Unido peleando para no ser extraditado a Estados Unidos. GETTY IMAGES

El creador de Wikileaks se había asilado en la embajada ecuatoriana a mediados de 2012 escapando a una orden de arresto emitida por Suecia por un caso de abuso sexual que finalmente fue retirado en 2019.

Su temor en ese momento, tanto como ahora, era ser extraditado a Estados Unidos donde ha sido acusado de espionaje por la filtración de cables diplomáticos.

Assange, de 50 años, se encuentra en la cárcel de alta seguridad de Belmarsh, en Reino Unido, intentando evitar esa extradición, luego de que en 2019 Ecuador retirara su estatus de asilo.

El gobierno del presidente Moreno retiró esta condición acusando a Assange de “violar reiteradamente convenciones internacionales y protocolo de convivencia”.

Publicidad

Un primer pedido de extradición por parte de las autoridades estadounidenses fue rechazado en enero de 2021 por la Justicia británica, pero el Tribunal Superior de ese país otorgó permiso a Washington para apelar la decisión.

Lesividad

Carlos Poveda, abogado de Assange, dijo en las últimas horas a la agencia de noticias AP que el fallo se produjo sin respetar el debido proceso, ya que “no se permitió generar espacios de defensa, en la fecha que se le cita (a Assange) él estaba privado de la libertad y con una crisis sanitaria al interior del centro de privación de libertad donde se encuentra”.

Poveda anticipó que interpondrá recursos como ampliación y aclaración de la sentencia.

La revocatoria de la nacionalidad ecuatoriana a Assange fue solicitada por el Ministerio de Relaciones Exteriores que ya le había suspendido la ciudadanía, pero necesitaba la confirmación judicial para que se revocara.

La Cancillería había impuesto una demanda de lesividad por considerar que hubo incumplimientos administrativos en la nacionalización, lo que fue luego ratificado por el tribunal. (I)