La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) dio hace pocos días su respaldo al uso de la vacuna de Pfizer/BioNTech para adolescentes de entre 12 y 15 años, primer preparado que supera el escrutinio científico europeo para menores y que ya superó antes el de la Agencia de Medicamentos y Alimentos de EE. UU. (FDA). Tras estas aprobaciones, países como Canadá, Estados Unidos y Alemania ya dieron luz verde para iniciar la inmunización, pese a que la OMS ha pedido no vacunar a los menores y que se destinen esas dosis al sistema Covax, creado para los países con menos recursos.

“Entiendo que algunos países quieren vacunar a sus niños y adolescentes, pero les insto a reconsiderarlo y a dar vacunas a Covax”, dijo días atrás el director de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtiendo que, al ritmo actual de propagación del coronavirus, el segundo año de la pandemia será “mucho más mortífero” que el primero.

Tedros ha denunciado en repetidas ocasiones el objetivo de los países más desarrollados de vacunar lo antes posible a la mayoría de sus respectivas poblaciones, sin tener en cuenta que los menores son muy poco propensos a caer enfermos a causa del COVID y tampoco a contagiarlo, y que países como India, Nepal o Sri Lanka sufren tasas de contagio explosivas.

Con Tedros coincide el médico y epidemiólogo de la Universidad de California en San Francisco Vinay Prasad, quien dice que vacunar a los menores es un error por ahora.

Publicidad

“Creo que si se vacuna a los niños de 12 a 15 años en Estados Unidos antes de vacunar a los de 70 años en todo el mundo, se está cometiendo un terrible error”, declaró el médico a BBC.

Desde la sede de la EMA en Ámsterdam, Marco Cavaleri, jefe de Estrategia de Vacunas, explicó que el comité de medicamentos de uso humano (CHMP) ha aprobado el uso de la vacuna de Pfizer en adolescentes, un preparado contra la enfermedad que solo estaba autorizado hasta ahora en la Unión Europea (UE) para mayores de 16 años debido a la falta de estudios clínicos sobre su eficacia en otras franjas de edad.

“Ahora tenemos datos que demuestran que la vacuna es también segura para edades de entre 12 y 15 años, lo que ha permitido al comité científico llegar a su conclusión, que será transmitida a la Comisión Europea, que emitirá la aprobación final. Pero dependerá de cada Estado miembro si (la usa) y cuándo aplicar esta vacuna en adolescentes en el futuro”, agregó y dijo que el preparado se administrará de igual forma como en los adultos.

En el caso de Alemania, el país permitirá desde el 7 de junio solicitar cita para los menores de entre 12 y 16 años, pese a que hay un amplio debate sobre si es recomendable abrir esa vía, cuando aún hay población adulta que no ha conseguido vacunarse, recoge EFE.

Hasta el sábado habían recibido una dosis de la vacuna 35,4 millones de ciudadanos (un 42,6% de la población), mientras que 14,1 millones (un 17,1%) tienen la pauta completa.

Suiza es otro ejemplo de país en donde se empezaron a ofrecer citas para la vacuna contra el coronavirus a jóvenes de 16 años.

Publicidad

Por otro lado, Canadá aprobó el 6 de mayo el uso de la vacuna a partir de los 12 años, convirtiéndose en el primer país en autorizarla para este rango de edad; y en EE. UU., las autoridades reguladoras la aprobaron cuatro días después.

No obstante, la vacuna de Pfizer pronto dejará de ser la única aprobada para los menores, ya que la farmacéutica Moderna informó hace poco que, a comienzos de junio, enviará los resultados de su estudio clínico a la FDA, para que sea aprobado su uso en los adolescentes.

El estudio, realizado sobre 3.700 adolescentes en EE. UU., revela la misma efectividad contra la enfermedad que entre los adultos, con una protección del 93% tras la segunda dosis, refiere AFP.

Hasta el momento, los efectos secundarios más comunes en los niños de 12 a 15 años son similares a los de las personas de 16 años o más, lo que incluye dolor en el lugar de la inyección, cansancio, dolor de cabeza, dolores musculares y articulares, escalofríos y fiebre, todos ellos leves o moderados, los que mejoran a los pocos días de la vacunación. (I)