Este miércoles la oposición venezolana, liderada por Juan Guaidó, reiteró su disposición a retomar “cuanto antes” el proceso de negociación en México, suspendido desde octubre pasado, con el régimen de Nicolás Maduro.

"Reiteramos nuestra disposición, que ha sido permanente y pública, para retomar el proceso de negociación en México cuanto antes, para lograr elecciones presidenciales y parlamentarias libres y garantía para todos los sectores", señaló el bloque antichavista en un comunicado de prensa.

Asimismo, aseguró que Venezuela "necesita" un "acuerdo urgente" que permita lograr soluciones a la crisis y volver a ser un país que "impacte positivamente a la región y el mundo".

Agradeció al Gobierno de Estados Unidos su "insistente labor" por lograr una solución en el país caribeño a través de un proceso de negociación con "garantías".

Publicidad

“Ratificamos al mundo y al pueblo de Venezuela nuestra posición, que fue transmitida a la delegación del Gobierno de EE. UU. que visitó nuestro país: todo levantamiento de sanciones debe estar condicionado a avances reales hacia la transición a la democracia y libertad de Venezuela, y tiene que traducirse en soluciones directas para los venezolanos”, añadió.

Para la oposición, el levantamiento de “cualquier medida de presión”, debe estar orientado a la “democratización”, porque de otra manera fortalecería “al autoritarismo que hoy amenaza al mundo”.

Igualmente, indicó que solo una Venezuela con "garantías democráticas, institucionales y de transparencia" puede ser un proveedor energético "confiable y eficiente para el mundo".

"De lo contrario, no solo la corrupción, ineficiencia y estado actual de nuestra industria petrolera lo hará inviable, sino que se estaría financiando y fortaleciendo a una dictadura acusada de crímenes de lesa humanidad y que ha generado el desplazamiento de más de 6 millones de refugiados", subrayó, en referencia al Ejecutivo.

Publicidad

Sin embargo, sobre el Gobierno no pesan acusaciones de dichos crímenes, sino que el país está en proceso de investigación por parte de la Corte Penal Internacional (CPI), que debe decidir si los señalamientos que refiera la oposición son reales o no.

El presidente Nicolás Maduro confirmó el lunes que sostuvo una reunión con una delegación estadounidense de alto nivel, a la que transmitió su voluntad de "avanzar en una agenda que permita el bienestar y la paz".

Asimismo, afirmó que "continuarán hacia adelante las conversaciones, las coordinaciones y un agenda positiva entre el Gobierno de Estados Unidos" y de Venezuela.

La Casa Blanca había confirmado horas antes el viaje de esa delegación para sostener encuentros con el Gobierno venezolano sobre "seguridad energética", en medio de la escalada de precios del petróleo por la invasión rusa a Ucrania.

Publicidad

Posterior a ese encuentro, el martes en la noche fueron liberados el ciudadano cubanoestadounidense Jorge Alberto Fernández, detenido en febrero de 2021 en el estado fronterizo de Táchira, y Gustavo Adolfo Cárdenas, exdirectivo de Citgo -filial de la petrolera estatal venezolana Pdvsa en EE.UU.-, quien estuvo detenido cuatro años y cuatro meses en Venezuela.

Cárdenas estaba detenido, junto a otros cinco exdirectivos de la filial petrolera, tras ser acusado de concierto de funcionario con contratista y asociación para delinquir. (I)