El ejército israelí mató a ocho palestinos e hirió a 80 este lunes en Yenín, en Cisjordania ocupada, durante una “amplia operación antiterrorista” que incluyó ataques con drones.

Las fuerzas israelíes afirmaron que el objetivo era atacar una “infraestructura terrorista” y un “centro de operaciones conjuntas” que, aseguraron, sirve como punto de comando de la “Brigada Yenín”, un grupo militante local.

Miles de residentes del campo de refugiados de Yenín, en el norte de Cisjordania ocupada, fueron evacuados ante el previsible recrudecimiento esta noche de la operación militar a gran escala que lleva a cabo el Ejército israelí, que se prepará con más efectivos para atacar el campamento.

Publicidad

La Media Luna Roja informó de que sus equipos evacuaron a unas 3.000 personas, aunque alertaron de “dificultades para moverse por el campo porque muchas carreteras están cortadas entre tanta destrucción”, indicó un portavoz de la organización.

Medios palestinos señalan que los residentes del campo han abandonado sus hogares después de que, según ellos, el Ejército israelí lanzara un ultimátum y les diera dos horas para salir del campamento, un plazo que expiraría en la medianoche, cuando se espera que se recrudezca la ofensiva.

En otro comunicado publicado el lunes a las 10H20 locales (07H20 GMT), el ejército indicó que los disparos continuaban en el campamento de refugiados palestinos contiguo a la ciudad de Yenín, en el norte de Cisjordania, territorio ocupado por Israel desde 1967.

Publicidad

Las fuerzas israelíes atacaron una planta de producción de armas y de almacenamiento de artefactos explosivos, precisó el cuerpo armado.

Ocho palestinos murieron y 80 resultaron heridos, 17 de ellos de gravedad, en esta operación israelí, según el Ministerio palestino de Salud.

Publicidad

El Ministerio palestino de Relaciones Exteriores acusó al ejército israelí de haber lanzado “una guerra abierta contra la población en Yenín”.

En otro incidente, “un hombre murió por disparos de la ocupación (israelí) en la entrada norte de Al Bireh, cerca de Ramala”, agregó.

Según un comunicado del ejército, un “soldado resultó herido leve por esquirlas de granada del ejército (israelí) en la operación” de Yenín.

Gran escala en Cisjordania

“Estamos atacando este centro de terrorismo (de Yenín) con gran fuerza”, dijo a la prensa el ministro de Relaciones Exteriores israelí, Eli Cohen, en Jerusalén.

Publicidad

El titular de Defensa, Yoav Gallant, declaró por su parte que se estaba adoptando una “estrategia proactiva” frente al terrorismo.

“La gente sabía que íbamos probablemente a entrar, pero el método de ataque aéreo los tomó por sorpresa”, dijo el teniente coronel Richard Hecht, portavoz del ejército.

El ejército apunta a “objetivos específicos”. “Las plataformas aéreas eran UAV (vehículos aéreos no tripulados)”, precisó.

La ciudad de Yenín y el campo de refugiados contiguo son zonas de frecuentes enfrentamientos entre fuerzas israelíes y militantes palestinos.

El ejército israelí suele realizar incursiones en el sector, que teóricamente está bajo el mando de la Autoridad Palestina del presidente Mahmud Abas.

Residentes evacuan el campo de refugiados de Yenín durante una operación militar israelí en la Cisjordania ocupada el 3 de julio de 2023. Foto: AFP

“Hay bombardeos y una invasión terrestre”, declaró a la AFP Mahmud al Saadi, director de la Media Luna Roja palestina en Yenín.

“Varias casas y sitios fueron bombardeados (...) Hay humo saliendo por todas partes”, agregó.

Un habitante de la ciudad, Badr Shagul, contó que vio “buldóceres en el campo que destruyeron casas”. La situación es “catastrófica”, añadió a su vez Mahmud Hawashin. (I)