Cerca de 300 ecuatorianos están empadronados para votar en la Embajada de Ecuador en Israel. La diplomacia ecuatoriana está en contacto permanente con la mayoría de estos compatriotas para saber de su estado en medio del conflicto entre israelíes y palestinos, que ya ha dejado decenas de muertos en estas últimas semanas, indica Germán Ortega, subsecretario para Asia, África y Oceanía de la Cancillería de Ecuador.

Aunque no hay una cifra exacta, también hay ecuatorianos en Palestina, pero serían “pocos” en comparación con los que viven en Israel, indica el funcionario. Añade que recomiendan a los compatriotas, en los dos países, seguir los protocolos de seguridad antibombas y estar atentos a las alertas y comunicados oficiales de los Gobiernos.

¿Cómo se encuentra la comunidad de ecuatorianos tanto en Israel como en Palestina?

Nosotros tenemos una embajada y un consulado en Israel, este último es el que toma contacto con los ciudadanos. Hay una colonia de 300 personas que están empadronadas para las elecciones, y sería la población que vive ahí. Estos ecuatorianos se han reunido en una asociación con la cual la embajada y el consulado tienen contacto.

Publicidad

Israel es un país muy organizado y ellos tienen sus protocolos para defensa, búnkeres, cuartos antibombas y el llamado “domo de hierro” para detener los ataques desde Gaza. La embajada y el consulado de Ecuador han estado muy atentos y en contacto con nuestros compatriotas para pedirles que acaten las normas y protocolos, que vayan a los espacios seguros y que no salgan a las calles cuando así lo ordene el Gobierno israelí.

La Asamblea de la ONU abordará la escalada Gaza-Israel el jueves

En Israel cada edificio tiene su lugar seguro, su búnker, en las plantas bajas de los edificios, y hay zonas públicas a las que pueden acudir. Se deben respetar los protocolos de forma estricta, ya que si cae una bomba en una ciudad no habrá discriminación por nacionalidades y es probable que mueran todos, incluyendo ecuatorianos.

Con los ecuatorianos que viven allá, trabajan o estudian tenemos un buen contacto. No tenemos ni una baja o desgracia que lamentar, y esperemos que esto siga así. Además, la embajada tiene abierta una línea telefónica las 24 horas, los siete días de la semana, por si acaso haya alguna novedad con algún ecuatoriano.

¿Y en Palestina?

Hay ecuatorianos, pero muy pocos (comparados con la colonia en Israel). Allí hay un encargado de negocios (como representante del Gobierno de Ecuador), un traductor y un chofer. Allí tampoco hay novedades (ecuatorianos fallecidos o heridos).

¿Cómo maneja el personal diplomático el tema de los ataques tanto en Israel como en Palestina?

Publicidad

Las embajadas están para representar al Ecuador, enviar información y proteger a los ecuatorianos. Los funcionarios deben acatar las normas del país donde están, tienen que correr a los lugares seguros para protegerse, pero después de eso deben preocuparse por saber qué está pasando con la colonia de ecuatorianos, que no haya muertos y heridos, y reportar al Ecuador la situación para tomar decisiones con base en esa información.

Ellos deben seguir trabajando, desgraciadamente; lo hacen desde sus casas, no tienen que salir a otros lugares o a la embajada para que no expongan su vida, y que hagan uso de las herramientas tecnológicas para realizar teletrabajo. Pero insisto, si hay alarmas o bombas deben refugiarse.

¿El personal está en teletrabajo por el conflicto o por la pandemia?

Hay la orden de que hagan teletrabajo, pero algunas embajadas son pequeñas y en esos casos el embajador puede tomar la decisión de convocar a alguna reunión. Ahora, Israel es el país que más ha vacunado (contra el COVID-19) a su población en el mundo, ya no usan mascarillas en las calles, ha bajado la tensión por la pandemia, pero ha aumentado por los bombardeos.

¿El personal diplomático ecuatoriano que está en Israel ya pudo acceder a las vacunas contra el COVID-19?

Sí, por supuesto. Una de las primeras cosas que hizo el Gobierno de Israel fue llamar a la comunidad diplomática y vacunarles.

¿Y el personal de Palestina?

No tengo información.

¿Cómo maneja Ecuador diplomáticamente este conflicto sin afectar la soberanía de los dos países?

Este problema es muy antiguo, desde los tiempos bíblicos, y ha llegado a ser el problema (diplomático) más grave que tiene la humanidad por resolver. Hay muchos mecanismos de Naciones Unidas para tratar el tema desde que se creó Israel. Ha habido acuerdos donde Israel ha empezado a reconocer a Palestina y viceversa. Israel concedió cierto nivel de autonomía y de jurisdicción a la autoridad palestina.

¿Qué buscan Israel y el movimiento islamista palestino Hamás con su escalada militar?

El Ecuador lo que hace es pedir que no haya hostilidad, que haya acuerdos, todo basado en lo que señala el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y que el conflicto se resuelva con una solución para los dos Estados. Sobre todo que haya respeto a la existencia de los dos Estados y que los dos puedan vivir en seguridad y dignidad. Esta posición viene desde hace muchos años y la seguimos manteniendo.

Ecuador tiene una embajada muy pequeña en Israel, de igual manera en Palestina (unidad de negocios), y realmente deberían ser más grandes para poder afrontar todos estos fenómenos (pandemia y conflicto armado).

¿La falta de una solución definitiva al conflicto no le resta credibilidad y efectividad al accionar del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas?

Todo lo histórico y milenario del problema nos hace ver que es de compleja resolución. No es que desde afuera podemos decir a los países en conflicto qué deben hacer. Hay temas que Israel no está dispuesto a aceptar y Palestina tampoco.

Nosotros estamos en la mitad tratando de ayudar a conseguir la paz a través de pronunciamientos, pero el problema es muy complejo, de difícil solución, con territorios de por medio, diferentes religiones. Naciones Unidas ha presentado diferentes soluciones que no han sido aceptadas.

La gente critica mucho al Consejo de Seguridad por la falta de solución al problema, pero yo creo que las Naciones Unidas es un gran logro para la humanidad, nos hemos puesto de acuerdo en muchos temas a través de este organismo, como salud, educación, derechos humanos; pero es muy difícil contentar a todo el mundo y el Consejo no puede hacer milagros. (I)

Germán Ortega, subsecretario para Asia, África y Oceanía de la Cancillería de Ecuador. Foto: Cortesía Cancillería.