NOTICIAS

Publicidad

Mujeres en Afganistán abren biblioteca para hacer frente a las medidas impuestas por los talibanes

En un desafío hacia el régimen, las mujeres, adolescentes y niñas buscan recibir la educación que se les prohíbe en las aulas.

Una mujer afgana en la biblioteca inaugurada la semana pasada en Kabul.

Publicidad

Decenas de mujeres asistieron a la inauguración de una biblioteca comunitaria en Kabul, un espacio de educación y cultura en la ciudad afgana que surge ante las medidas de analfabetismo del régimen talibán.

Desde que los talibanes volvieron a tomar el poder del país en agosto del 2021, los derechos de las mujeres se han visto restringidos. Una de las principales políticas del régimen es prohibir a las niñas y adolescentes acudir al instituto o recibir educación secundaria. Tampoco pueden trabajar fuera de casa ni viajar sin la compañía de un hombre de su familia.

Las restricciones han impulsado a las mujeres a crear sus propias oportunidades, tal como cuenta una de las fundadoras de la biblioteca, Zhulia Parsi: “Hemos abierto la biblioteca con dos propósitos: uno, para las niñas que no pueden ir a la escuela, y otro, para las mujeres que han perdido su trabajo y no tienen nada que hacer”.

Publicidad

Decenas de mujeres acudieron a la inauguración de la biblioteca.

Las mujeres afganas piden no ser “borradas de la sociedad”

La biblioteca, que se abrió en un local de un centro comercial visitado por mujeres, recibió donaciones de activistas, escritores, profesores y la Fundación Crystal Bayat. En sus perchas se exhiben más de mil libros, entre novelas, cuentos, y obras de no ficción.

“No nos pueden aniquilar de la sociedad, si nos aniquilan de un campo, continuaremos de otro campo”, dijo Mahjoba Habibi, una activista por los derechos de las mujeres.

Laila Baseem, otra de sus fundadoras, expresó que “aquellos que cierran escuelas deberían saber que las mujeres afganas pueden definirse a sí mismas en la sociedad”, en su reclamo a los talibanes para que abran las aulas.

Publicidad

Aunque los talibanes prometieron en marzo de este año permitir a las niñas volver a los salones de clase, la medida no se ha hecho efectiva. El régimen asegura que actúa en concordancia con la ley islámica. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad