Al menos una decena de presuntos pandilleros fueron apedreados e incinerados vivos por parte de habitantes de un barrio de Haití, según la Policía y testigos.

Los hombres fueron detenidos con armas y al momento de ser trasladados fueron asesinados por habitantes del barrio Canapé-Vert, en el sur de Puerto Príncipe.

“Durante el registro de un minibús con individuos armados a bordo, la policía confiscó armas y otros equipos. Por otra parte, más de una decena de individuos que circulaban a bordo de este vehículo fueron lamentablemente linchados por miembros de la población”, indicó la policía de Haití en un comunicado.

Publicidad

Testigos habían revelado que durante el amanecer, pandilleros irrumpieron en varios barrios residenciales para robar las viviendas y atacaron a los vecinos.

“Nos despertaron los ruidos de proyectiles esta mañana. Eran las 03H00 de la madrugada, las pandillas nos invadieron. Hubo disparos”, relató a la AFP un habitante del barrio de Turgeau, también en el sur de la capital.

“Si las pandillas nos invaden, vamos a defendernos, también tenemos nuestras propias armas, tenemos machetes,vamos a tomar sus armas, no vamos a huir”, agregó otro vecino, muy tenso.

Publicidad

La Organización Naciones Unidas había declarado en un informe que Puerto Príncipe había alcanzado niveles “comparables a los de un país en guerra”.

“El pueblo haitiano es víctima de una de las peores crisis de los derechos humanos desde hace décadas y en situación de gran emergencia humanitaria”, indicó el secretario general, Antonio Guterres, en el informe.

Publicidad

“El elevado número de muertos y el creciente aumento de la superficie que controlan las bandas armadas hacen que la inseguridad en la capital haya alcanzado niveles comparables a los de países en situación de conflicto armado”, agregó. (I)